Alpamayo, munduko mendirik politena

Capra Alpina(e)k idatzia.
1733
bisita

Hori esaten dute behintzat. Nik ez ditut denak ikusi, baina lepora iritsi eta bere aurpegi ezagunena parez-pare izan nuenean, hitzik gabe geratu nintzela onartu beharra daukat. Baina bere edertasuna alde batera utzita, alpinistikoki sekula igo dudan mendirik betegarriena izan da. Nire esperientzia agian ez da beste batzuena bezain aberatsa eta bizitakoa guztiz erlatiboa da. Baina nire maila alpinistiko (eta andinistiko) bajua kontutan harturik, ahalik eta azterketa sakonena egingo dut esperientzia honi buruz.

Aurkezpena

1950eko urriak 20an presa bat hautsi eta Jankarurish aintzirak 16 pertsonen heriotza sortarazi zuen, beste hondamendi estruktural batzuez gain. Hau izan daiteke mendi honek Erreka Nahasia izena edukitzearen arrazoietako bai, Quechuaz hau baita bere esanahia.

5947 metro dauzka eta 1966ko maiatzean "Munduko mendi politena" bezala ezagutzen hasi zitzaion Alpinismus aldizkariari esker Münichen izan zen Argazkilaritza Eszenikoaren Leihaketan.

Gaur egun, Cordillera Blanca zein mundu osoko mendi desiratuenetakoa da.

Hizkuntza

Inguruko lenguaiak bi hizkuntza nagusitan borobiltzen dira: Gaztelania eta Quechua. Komunikatzeko arazorik ez genuen izan, nahiz eta noizbehinka ohikoa baino arreta gehiago jarri behar izan.

Dirua

Peruko diru ofiziala Sol izenekoa da. Sol bat, gutxi gora-behera, 0,26 euro dira. Edo beste era batera esanda, euro bat 3,80 Sol dira. Establezimendu batzuk bai onartzen dituztela euro edo dolarrak, baina mendian normalena Solak erabiltzea da.

Nola iritsi

Mendira Caraz hiritik (2.250 msnm) iristen da (467 km. Limatik), Huaylas (Huaylas, Ancash) Kalezuloko ipar izkinatik, legarrezko 28 km-ko pista batetik gora, Cashapampa herritxoraino (2900 m.). Huarazetik bagatoz, taxi batek 180 Sol balioko digu.

Gerturatzea

3 asto alkilatu genituen. Arin joan nahi genuen, aurretik 22km-ko jardunaldia baikenuen oinarri kanpamenturaino. Jardunaldi hau bitan banatu daiteke Cashapampatik 11km-ra dagoen erdiko kanpamentuan. Arrieroaren prezioak ez du aldaketarik, bi egunetan igo eta batean jetsi bezala kobratzen baitu beti.

Gomendagarria da porteatzailea hartzea 1 kanpamentura igotzeko, baina guk, gurekin mendian ibili behar zuen egun guztiak ez ordaintzearren, oinarrizko kanpamentuan baten bat aurkitzeko esperotan joan ginen. Ez genuen inor aurkitu, noski, eta pisu guztia guk igo behar izan genuen.

Planteatu ziguten beste soluzio bat arrieroei gehiago ordaindu eta astoetan kanpamentu morrenara gauzak igotzea zen, baina bertan kontsultatu genituen arriero guztiek ezetza eman ziguten.

Azkenik ia 30 kilo igo behar izan genituen bizkarrean kanpamentu morrenaraino, esan zigutenaren arabera ordu betera zegoela... eta guk 3 aldiz gehiago behar izan genuen! Gau bat kanpamentu hartan pasa genuen, deskantsatzen, aurreko eguna luzea izan baitzen eta hainbeste pisuk ere indar galera ekarri batzigun.

Azken gerturatzen egunean, 1 kanpamenturaino material parte bat gerrian jarri genuen, soka elkar lotzeko erabili genuen eta piolet bat atera genuen, glaziarra zeharkatu behar baikenuen. Motxila zertxobait arindu zuen hark, baina gure progresioa nahiko motela izan zen egun hartan ere.

Egun honek gogortasuna baina gehiago teknika exigitzen zuen. Pare bat luze zeuden: Lehena bertikalagoa, baina trakzionatzeko izotz onarekin; bigarrena, aldiz, aldapatsua zen, baina konprometitua bihurtzen zuen elur txarrarekin.

Gerturatze harren memoriarik onena bigarren luzeko bilera egiten ari nintzenean gertatu zitzaidan, lepoan bertan: Burua giratu eta nire begiradak hormarekin parez pare jo zuen. Denbora geratu zen eta bertan zegoen. Justu nire parean. Munduko mendirik politena. Nire bizian ikusitako hormarik ederrena. Momentu horretan, nire gorputza sentsazio bere batek inguratu zuen, handitasun harren aurrean liluraturik. Bizi osoan ahaztuko ez dudan sentsazio berezi bat izan zen.

Logística

Llegamos a Cashapampa desde Huaraz en taxi. El taxista nos dejó en la casa del arriero, que estaba dotada de un jardín con una pequeña piscifactoría, llena de truchas. Era además el punto de salida para todos los que deseaban hacer el trekking de Santa Cruz.

Éramos cuatro personas, dos cordadas, y alquilamos 3 burros. Dos de ellos para llevar nuestras cuatro mochilas y otro más para llevar otros materiales que dejaríamos en el campo base. Nosotros fuimos ligeros hasta este campamento.

La primera jornada se puede hacer hasta el campamento intermedio llamado Llamacorral, que está a unos 11 km de distancia desde el punto de inicio. Nosotros completamos dos jornadas en una sola, acumulando unos 22 km. Muchas gente utiliza dos días para llegar más descansado al campamento base. También depende de la aclimatación.

Se comienza a caminar desde los 2900 metros. El campamento intermedio se encuentra a unos 3750 metros. El campamento base del Alpamayo, en cambio, a 4350 metros sobre el nivel del mar.

Desde este punto, nuestra intención era alcanzar al día siguiente el campo 1, que se encuentra justo en el collado del Alpamayo. Pero las fuerzas flaquearon y no encontramos ningún porteador de altura para ayudarnos a subir semejante peso. Lo ideal suele ser llevar desde Huaraz algún porteador, pero hay que pagarle por día transcurrido en altura.

Por lo tanto, el segundo día sólo conseguimos llegar hasta el campo morrena, que estaba a unos 4700 metros. Al campo base llegamos con tres tiendas, con intención de dejar una allí mismo con todo el material que teníamos de sobra. Así hicimos, y nos fuimos para arriba con dos tiendas más.

El tercer día ascendimos hasta el campo 1, superando el glaciar y pasando los pasos más técnicos de toda la ascensión. Sobre todo en el primer largo, que los 4-5 metros iniciales de la pared se ponían casi verticales. Pero tampoco fue muy complicado de superarlo y, sobre todo, estaba muy bien para asegurarlo. El segundo largo fue algo más comprometido, aunque su requerimiento técnico no fuera igual de exigente: Una pala de unos 65º de inclinación, con ninguna posibilidad de protección, nieve excesivamente frágil y unos 40 metros de cuerda en total. Y todo esto, con 20 kilos en la mochila.

Al día siguiente, día de ataque a la cima. Todo salió a pedir de boca, aunque por la mañana tuvimos una niebla que no podíamos ver ni a un metro. Al empezar a escalar la pared superamos dicha bruma y pudimos disfrutar el cielo estrellado en toda la ascensión. Después de descender, recogimos las dos tiendas y bajamos hasta el campo base. Ese día llegó el arriero, que fue el día que acordamos con él (menos mal, ya que nuestra idea inicial era subir al campo 1 desde el campo base, lo que hubiera supuesto llegar un día antes al campo base, lo que implicaba tener que quedar ese día con él).

Cabe destacar que llevamos 4 cuerdas. Dos por cada cordada. Así nos habíamos recomendado y la verdad es que es muchísimo más rápido para rappelar. Sino, se puede llegar a perder mucho tiempo en la pared, de cara al sol...

Finalmente, el último día bajamos hasta Cashapampa y, después de que nuestro arriero nos regalara una gratísima comida (plato de trucha con ensalada de tomate) y nos tocara el arpa (profesionalmente también se dedicaba a dar conciertos), cogimos el taxi y nos marchamos a Huaraz.

En total 5 días, pero hay mucha gente que lo hace también en 6.

Climatología

La mejor época para ir a la Cordillera Blanca, es de Junio a Septiembre. Aunque este último mes cada vez comiencen las precipitaciones a ser más frecuentes. Aunque sea invierno en ese hemisferio, al estar tan cerca del Ecuador hace que no haga frío y que sea una época seca.

Nuestro año ha sido seco en general y las montañas han tenido menos nieve que otros años. Para el Alpamayo eran una condiciones perfectas, ya que no había peligro de avalanchas, los piolets y crampones agarraban perfectamente en el hielo y el camino se veía perfectamente esculpido.

A la vez que avanza la supuesta época seca, las nubes cada vez se intensifican más. Nosotros solíamos tener una noche estrellada, pero a lo largo de la mañana iban apareciendo nubes de evolución que terminaban cubriendo todo el cielo. Normalmente nunca llovía y los siguientes días se cumplía exactamente el mismo patrón. Sólo tuvimos dos excepciones: Dos tardes en los que llegó a granizar y la gente se bajó de la montaña pensando que los siguientes días también venían malos. Nosotros continuamos y tuvimos la suerte de encontrarnos solos con nuestra queridísima montaña.

Precios

El taxi de Huaraz a Cashapampa nos costó 180 Soles.

Contratar un arriero cuesta 40 Soles, y cada burro otros 20. En el caso del Alpamayo, había que multiplicar este precio por tres, ya que aunque los burros lo suban en un día, los arrieros cuentan como si fueran dos jornadas diferentes y, además, añadiendo otro día más para el descenso.

En cambio, para el día de bajada, contaban un día de subida porque los burros venían sin peso, y otro día para la bajada: 2 días en total.

Haciendo cuenta, el precio total para nuestro caso fue el siguiente:

180 viaje + ((40 arriero + (3x20 burro)) x 3 días) + ((40 arriero + (3x20 burro)) x 2 días) = 680 Soles

Material

Nosotros llevamos el siguiente material para dos cordadas:

- 3 tiendas

- 4 cuerdas (el rappel es muchísimo más rápido de esta manera)

- 8 tornillos

- 3 estacas

- Botas: Spantik, Phantom Guide y Batura.

- Pantalones y abrigo Gore-Tex.

- Guantes finos y gordos.

- 2 piolets cada uno (yo tengo unas Cryo)

Resumen de días

Éste es el resumen de lo que hicimos en los cinco días que duro nuestra expedición al Alpamayo:

1. día: Cashapampa - Campo base

2. día: Campo base - Campo morrena

3. día: Campo morrena - Campo 1

4. día: Campo 1 - Cima - Campo base

5. día: Campo base - Cashapampa

Ataque a cima

Escogimos la ruta Directa Francesa. La "normal" que se hace hoy en día. Hace unos años se solía hacer la Ferrari, hasta que calló un gran serac y se llevó a algunos por delante.

Decidimos salir en horas diferentes, por no estorbarnos durante la ascensión. Estábamos sólo frente a semejante montaña, ocasión que no será muy habitual.

La primera cordada se despertó a las 12 y salió a por la montaña a la 1 de la mañana. Nosotros nos despertamos hacia las 12:30, pero para cuando salimos de la tienda era la 1:50.

Salir primero tenía una ventaja, que nadie por encima tuyo te iba a tirar nada; pero también tenía un inconveniente, y es que tenía que encontrar la ruta de ascenso entre aquella niebla. Además, un par de días antes nevó y la huella prácticamente había desaparecido.

No sé cómo, pero nuestros compañeros nos dejaron el camino perfectamente señalizado hasta el punto débil de la rimaya, que era justo por donde se accedía al inicio de nuestra vía. Hasta aquí, una hora más o menos.

Enseguida nos dispusimos a ascender en largos. Los dos primeros más difíciles de proteger con tornillos, pero con muy buena nieve para cramponear. Pronto comenzó el hielo, pero hacíamos largos cada vez más cortos. Al descender nos dimos cuenta de que todos los largos son de unos 60 metros, casi rozando el límite de la cuerda, pero por la mitad íbamos encontrando otros avalacov-s y es donde terminábamos realizando la reunión por temor a que no fuésemos a encontrar nada para asegurarnos.

Teóricamente eran 7 largo de 60 metros. Y comprobamos que era así al rappelar la montaña. Pero al ascender hicimos 3 o 4 largos más. En el quinto o sexto largo, cuando 3 de nosotros estábamos casualmente anclados cada uno en su reunión, se desprendió de la cima un bloque de hielo de un metro de diámetro, más o menos. Esto arrastró otros trocitos de hielo y un manto de nieve cuesta abajo. Por suerte, el trozo grande no dio a ninguno de nosotros, pero aquello fue algo completamente aleatorio. Casi como jugar a la ruleta rusa. El susto nos aguantó un largo, porque enseguida nos volvimos a concentrar.

Los dos últimos largo la rampa se empina un poquito más alcanzando casi los 80º al final. Nieve durísima en este tramo.

Al final, en la cima había un hongo inexpugnable de un par de metros que decidimos no superar por la fragilidad que mostraba. Ahí mismo nos dimos cuenta que minutos antes a uno de nosotros un trocito de nieve le había reventado el casco y el ni se había dado cuenta.

Conclusiones

Para ascender una montaña como el Alpamayo, no hace falta tener demasiada destreza técnica, ni las mejores prestaciones físicas. Hay dos cosas que sí son imprescindibles: una buena aclimatación previa y mucho rodaje en montaña, sobre todo en nieve.

Lo que te va hacer hoyar la cima no es el ser el mejor escalador en hielo o el ser un fondista excepcional, sino cometer los mínimos errores posibles y llevarlo todo bajo control. Hay muchísimos factores que pueden llevarte al fracaso en este tipo de expediciones.

Por un lado está la logística, que por el mero hecho de calcular mal la cantidad de comida o no contemplar días de lluvia, pueden generar confusiones con los arrieros para la vuelta desde el campo base.

También afecta, por supuesto, la condición física o la aclimatación previa. Pero indudablemente esto no es nada si no lo completamos con una experiencia previa con los piolets y crampones.

Ahí está el tiempo, que es incontrolable. Por lo tanto, debemos de prever en nuestras vacaciones unos días de margen por si esto falla. Aunque, lo dicho previamente, nosotros tiramos para arriba cuando toda la gente estaba bajando pensando que el mal tiempo proseguía. Quien no se arriesga, no gana.

La suerte es un factor determinante. Si ese bloque nos hubiera golpeado a cualquiera de nosotros, algo muy grave hubiese sucedido. Cuanta más gente haya en la vía, más expuestos estaremos. Por lo tanto, madrugar es de sabios en este y muchos caso.

Por último está la cabeza. Porque todo lo anterior no vale si nos falla esta última. Y para eso, tenemos que tener mucha experiencia previa para ponernos a nosotros mismos en condiciones extremas y dar una correcta y coherente solución a cada problema en semejantes circunstancias.

Pero una vez tengamos todo esto bajo control, sólo queda disfrutar de una de las mejores experiencias de mi vida sobre una de las montañas más bonitas que mis ojos hayan podido contemplar jamás. Y esto no tiene otra expresión posible que... ¡Pura vida!

Datu teknikoak

  • Ibilbidea: Alpamayo Frantziarren bide zuzena
  • Igoera data:2016-08-24
  • Luzera:30.000 m.
  • Desnibela:4.108 m.
  • Kokapena:Andeak
  • Kategoriak : Ipar aurpegia, Izotz eskalada, Korridorea, Kranpoiak
  • Zailtasuna:D+
  • Korridorearen graduazioa:80º
  • Hasiera puntuan amaitzen da:Bai
  • Iristeko denbora:1. eguna: 4,5h / 2. eguna: 3h / 3. eguna: 3h lehen kanpamentura
  • Nola iritsi:Cashapampa (2900 m) herritik, Santa Cruz trekking-a bertan hasten delarik. Ibilbidea 5 egunetan burutua.
  • Igotzeko denbora:6,5h tontorrera lehen kanpamendutik
  • Jeisteko denbora:3h lehen kanpamentura eta beste 3h kanpo basera.
  • Ezaugarriak:30km tontorrera eta 400 m. horman. Jardunaldi guztietan gogorra egiten den ibilbidea, neke fisikoak, hotzak eta azken hormako esposizioak burua asko nekatzen baitu.
  • Materiala:Kranpoiak, 2 piolet, 8 torloju bikote bakoitzeko, 3 estaka, 3 express y 2 soka bikoteko.
  • Egoera:Azken maldan sartzeko errimaya eta, orokorrean, hormaren elur kopurua nola dagoen begiratu joan baino lehen, urtearen arabera aldatzen baita.
  • Garaia: Uda
  • IBILBIDEAREN DATU GUZTIAK IKUSI
Gureak eta beste batzuen Cookie-ak erabiltzen ditugu, webgune honen erabiltzaileen nabigazioaren analisia egin ahal izateko.
Nabigatzen jarraitzen baduzu, onartzen duzula suposatzen dugu. Nahi izanez gero, konfigurazioa aldatu edo informazio gehiago jaso ahalko duzu hemen.