Camino del 6a

1986
visitas

Después de pasar el invierno dedicándonos a otro tipo de gestas y con la llegada del buen tiempo no podíamos esperar más para ponernos los gatos e ir a hacer un poco de deportiva.

Como tenemos unas agendas más ocupadas que los ministros, habíamos quedado bien pronto, a las siete y media de la mañana, justo cuando amanece, para así aprovechar bien la mañana. La parada de hoy la haremos en San Marcos. Muy cerca de Donosti es una antigua cantera reconvertida a escuela de escalada y la cual por suerte no suele estar muy concurrida. Un sitio muy acogedor y tranquilo. La dificultad de las vías discurre desde IV+ la más fácil, hasta un tope de 7b+.

Hemos empezado a calentar con alguna de la vía más fácil que hay, Orxi espaloia de IV+, además así cogemos un poco de confianza y después de tanto tiempo sin hacer nada nos ha costado más de lo esperado. La vía no es muy vertical pero no tiene presas exageradas como en otros IV. También tiene un par de balcones que tranquilamente se podría montar una barbacoa.

Tras subirlo los dos que estábamos y ver la manera tan penosa en que lo hemos logrado, sin quitar la cuerda de la reunión de arriba nos hemos lanzado a por la vía contigua BasajuanKar (V), que además comparte el final con la anterior. A ver si cogemos un poco más de soltura...y contra todo pronostico lo hemos hecho mejor que lo que podríamos pensar.

Después y también aprovechando que estábamos por la zona y ya que queremos dar el salto del V al 6, hemos decidido hacer una pequeña trampa hemos pasado la cuerda por la reunión contigua para ver si somos capaces de hacer las otras vías de ese sector, Urdaburu y Patxilin pitilin, las cuales son de 6a. Así, si no somos capaces de sacarlas, nos aseguramos de no perder nada de material.

Ya con la cuerda desde arriba hemos empezado...y con algún que otro problema sí que hemos subido la primera vía. Para ser un 6a he de admitir que tenia alguna presa muy buena en la que había que tirar de mucha fuerza y no tanta técnica.

Después de probarla con la cuerda desde arriba ya toca hacerlo abriendo la vía y con un poco más trabajo de lo esperado sí que hemos logrado sacarla para adelante, en este caso para arriba.

Al final hemos probado la vía de al lado la cual también tiene una graduación de 6a pero aunque la hemos logrado sacar con la cuerda desde arriba, esta vía nos ha costado muchísimo más que la anterior. En la primera parte no cuenta con casi ninguna presa horizontal, es más la mayoría son como lineas verticales y hace falta mucha fuerza en los dedos para tener un buen agarre. Lo bueno es que la primera mitad esta dividida en tres secciones de unos dos metros y medio cada una y entre ellas hay un pequeño balcón que ayuda a descansar. La mitad restante para hacerse con la vía no entraña mayor dificultad.

Ahora nos falta abrir la vía desde abajo pero ya estábamos exhaustos de tanto esfuerzo y la dejamos para una siguiente ocasión.

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.