Cresta de Sanchacollons

Escrito por Capra Alpina.
1689
visitas

Junto al pico de la Forqueta de Piedrafita (2.734 m.), Musales (2.653 m.) y Carnicero (2.555 m.), forman una barrera rocosa natural que cierra la cuenca del embalse de Respumoso por su vertiente S. Esta limitada al SW por el collado de Musales (2.569 m.) y por el paso de la Cubetilla al S (2.613 m.).
A pesar de ser una zona muy transitada, no es una cresta especialmente recorrida. Las impresionantes cimas de las que esta rodeada, la hacen pasar absolutamente desapercibida. No obstante, la visión que nos ofrece es espectacular y por tanto, se trata de una atalaya privilegiada.
Nos ofrece la ventaja de no necesitar ningún medio de locomoción para su aproximación, pudiendo salir directamente desde el bonito pueblo de Sallent de Gállego. No obstante, mucha gente prefiere acercarse hasta el embalse de la Sarra y dejar el coche en sus inmediaciones.

Nosotros partimos directamente desde Sallent de Gállego (1.305 m.), siguiendo las marcas rojas y blancas de la GR11 dirección al embalse de la Sarra. Esto nos permite visitar una preciosa cascada que se encuentra en sus inmediaciones, aunque para ello necesitemos desviarnos un poco de nuestro camino.

Retomamos el camino que nos conduce por un tupido bosque de pinos, el cual esta bien señalizado, hasta la pared del embalse de la Sarra (1.438 m.) 1:15 h. En este punto debemos de seguir hacia nuestra derecha, por una pista que encontramos cerrada con una barrera.

Continuamos por ella pero al poco la abandonamos, para seguir una clara senda que sigue ascendiendo por el pinar, cosa que agradecemos porque el sol nos aprieta de lo lindo. Al cabo de unos 30´ salimos de entre los pinos, señal inequívoca de que estamos ganando altura, y ya por terreno mucho más incómodo seguimos ascendiendo.

Hemos dejado muy atrás la localidad de Sallent de Gállego y nos dirigimos a la majada de Sancho Collons (2.010 m.), donde existe un refugio junto a una gran pantalla blanca (antena), bien visible desde el valle. Nos aprovisionamos de agua en un torrente que se precipita ladera abajo, dado que a partir de aquí no es fácil encontrar el líquido elemento. Dejamos a nuestra izquierda el camino de ascenso al collado de Musales (2.590 m.) y continuamos de frente, paralelos a la cresta de Sanchacollons, por una ladera totalmente descompuesta y que nos dificulta la marcha.

Como bien indicaban las previsiones, a pesar de que el día ha amanecido totalmente despejado, comienzan a aparecer las no deseadas nubes de evolución, que como todos sabemos, antes o después, terminaran descargando. Seguimos dirección al collado de Puyarcol, subiendo por una tímida senda por terreno herboso, por la cuenca de la Cubetilla. Las nubes, poco a poco, van ganando terreno y comienzan a asomar por el collado de Puyarcol (2.340 m.) 2:45 h. La visión que tenemos hacia la vertiente de los Infiernos y el Garmo Negro es sencillamente espectacular. En primer plano vemos el pico de la Forqueta de Piedrafita y la cresta de Pondiellos.

Coninuamos directamente por la arista que a nuestra izquierda se eleva dirección a la cresta de Sanchacollons. La roca es muy mala y poco fiable, por lo que tenemos que ir con mucho cuidado. Descendemos por una canal muy vertical hasta el circo que forma el Sanchacollons y la Forqueta de Piedrafita. Ascendemos por una enorme pedrera que nos sitúa en un rellano que es un autentico caos de bloques y de piedras.

Decidimos salir de él en diagonal a nuestra izquierda e ir ganando altura por una zona de hierba. Apenas podemos ver en la lejanía Sallent de Gállego y el embalse de Lanuza. La Sierra de la Partacua ya no es visible, que pena. Nos cuesta remontar la pendiente, dado que el desnivel a superar es importante y no seguimos ningún camino. Con lo fácil que hubiera sido seguir el camino marcado hasta el collado de Musales. La intuición nos va llevando hasta la cresta. La pendiente se suaviza y ya somos capaces de ver la parte final. Cima del Sanchacollons (2.705 m.) 5:15 h. Hito. Es una pena que este chispeando y las nubes nos impidan ver el paisaje, que sabemos es espectacular. Sin apenas detenernos continuamos recorriendo la cresta hacia nuestra derecha.

La vista que tenemos sobre el embalse de Respumoso, es bastante sesgada dada la cantidad de nubes que tenemos alrededor. Ni que decir tiene que el descenso impresiona, no ya por su verticalidad, que también, sino porque la parte inicial de la cresta esta totalmente descompuesta y no hay donde sujetarse. La piedra, por llamarle de alguna manera, se deshace en nuestras manos cada vez que intentamos sujetarnos a ella. Con mucha precaución y nerviosismo, comenzamos a descender por una canal muy vertical y mojada por la lluvia.

Después de un buen rato llegamos a un impresionante canchal, que a duras penas vamos descendiendo, intentando llegar a terreno mucho más firme. A nuestra izquierda vemos el camino que baja del collado de Musales, quien pudiera estar en el. Poco a poco vamos consiguiendo nuestro objetivo y una vez salimos de la pedrera, un resalte nos cierra el paso. Lo afrontamos y pesar de que utilizamos las manos, lo superamos sin dificultad. 

Que alivio, por fin llegamos a una zona de hierba. Hemos conseguido enlazar con el camino del collado de Musales, por el que descendemos hasta las inmediaciones del embalse de Respumoso 6:30 h. Ha dejado de llover y el sol ha vuelto a salir. Aprovechamos para descansar y de paso, comer algo.

Al desaparecer la niebla, podemos deleitarnos con el magnifico espectáculo que se abre ante nuestros ojos. Nos encontramos frente a frente con el pico de la Frondiella, el Balaitous y la cresta del Diablo. Dado que la ruta por la que generalmente transitamos va por el lado contrario del embalse, no siempre tenemos la posibilidad de ver esta espectacular imagen.

Las nubes nos vuelven a amenazar y antes de comenzar a llover nos ponemos en marcha. Continuamos por la GR11 y tras descender a la base de la pared del embalse, una pequeña subida nos sitúa en el claro y muy transitado camino, que nos llevará sin pérdida alguna hasta el embalse de la Sarra 7:45 h. Por cierto, en mitad del descenso la tromba de agua que nos cayó y acompañó hasta la Sarra, fue impresionante.

Ficha técnica

  • Ruta: Sanchacollons Cresta de Sanchacollons
  • Desnivel:1.400 m.
  • Ubicación:Pirineos
  • Categorías : Arista, Subida a pie
  • Dificultad:F
  • Tiempo acceso:5:15 h
  • Acceso:Desde Sallent de Gállego (1.305 m.)
  • Tiempo ascenso:7:45 h
  • Tiempo descenso:2:30 h
  • Características:No existente ningún tipo de señalización a partir del collado de Puyarcol y debemos seguir por intuición. El descenso de la cresta hacia Respumoso es algo expuesta por la mala calidad de la roca.
  • Material:Bastones
  • Época: Verano, Otoño
  • VER FICHA COMPLETA
Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.