Mesa de los Tres Reyes - 2.444 m.

Escrito por Capra Alpina.
3688
visitas

La Mesa de los tres Reyes, es sin ninguna duda, una montaña muy especial para los montañeros Vascos. Está situada en los límites de Navarra y linda con las tierras de Huesca y Bearne. A pesar de que existen varias posibles vías de acceso, la que parte de Linza es la vía normal y más utilizada.
Muchas leyendas han surgido alrededor de esta montaña, la más conocida aquella que dice que fue el lugar de encuentro de los reyes de Navarra, Aragón y Francia. De ahí su nombre.

 

Nos encontramos lleno el aparcamiento de Linza; no hay ninguna duda, el buen tiempo ayuda a ello. La mañana es fría pero el sol ya asoma por el horizonte. No somos los únicos que hemos decidido ir al monte esta mañana, pero muchos ya nos han tomado la delantera. Nosotros también salimos y una vez cruzado el torrente, la senda avanza en sentido ascendente. Al comienzo lo hacemos por laderas herbosas, aunque también nos encontramos con alguna zona de piedras. Atravesamos un nuevo torrente y continuamos por un llano herboso, vamos dirección a la Paquiza de Linzola, montaña que vemos de frente.
Dirección al collado de Linza (1.936 m.), la senda se ha vuelto a elevar al atravesar las laderas de la Paquiza. Según nos acercamos al collado, asoma en primer lugar la cima de Petrechema y más tarde la de la Mesa de los Tres Reyes. La visión es impresionante. La tenemos enfrente de nosotros pero a pesar de que se ve muy lejos, tenemos muy claro que es nuestro objetivo.

Bajamos dirección a la Hoya de la Solana (1.823 m.), que atravesamos por la parte posterior de la Paquiza Linzola. Hemos llegado al lado de una pequeño refugio metálico, cerca de un cruce de caminos. En él se encuentran los caminos que parten del valle de Belagoa, el que viene de Zuriza y el de Linza; por este último venimos nosotros.

Nuevamente la senda toma sentido ascendente y zigzaguea como si de una serpiente se tratara, para poder ir ganando altura. De vez en cuando tenemos que tomarnos un pequeño respiro, el cual aprovechamos para mirar de dónde venimos. A estas horas Linza queda muy lejos. A la altura de una gran piedra, el camino gira totalmente hacia la izquierda.

Tenemos que ascender una pared calcárea que aunque parezca difícil a primera vista, nos resulta bastante fácil. Hemos llegado a la parte superior y nos encontramos con muchas grietas, alguna de ellas bastante profundas, provocadas por la erosión del agua y que nos obligan a seguir el camino, que por cierto, está muy bien marcado. Hemos conseguido atravesar las grietas sin grandes sobresaltos y nuevamente comenzamos a descender hasta la base de las paredes de Budoguia (2.367 m.).

Poco a poco el camino vuelve a tomar sentido ascendente. Las piedras que se han desprendido de las paredes de Budogia, nos dificultan sobremanera la marcha. Intentamos seguir el camino, pero no siempre resulta fácil. Nos estamos acercando al collado de la Mesa de los Tres Reyes, todavía encontramos nieve en el camino. Una última pendiente y ya estamos en el collado (2.305 m.). El viento nos golpea con fuerza y no podemos detenernos durante mucho tiempo.

Tenemos dos posibilidades para poder llegar a la cima. Una de ellas sería subir por el camino normal y la otra subir por su arista. Estamos pensando en subir por la arista, mucho más divertida, y bajar por la vía normal. Dejamos a nuestra derecha el camino normal y comenzamos a ascender de frente. La piedra esta fría pero nos da total seguridad. Apenas ofrece grandes dificultades (II) y vamos ganando altura rápidamente.

Las voces de los que han coronado las escuchamos con nitidez. Según llegamos a la cima de la Mesa de los Tres Reyes (2.444 m.), la gente nos mira con cara de sorpresa. En ella se encuentra una réplica del castillo de Javier y una figura de bronce de San Francisco Javier.

La visión que tenemos desde la cima es impresionante. Vemos el Anie muy cerca. A lo lejos podemos ver el Midi d´Ossau, Balaitus, Palas, Frondiellas, Facha, Collarada y muchas más. De frente Petrechema, Gamueta, agujas de Ansabere, Alanos, Ezkaurre, así como Txamantxoia. Subir hasta aquí ha merecido la pena.

Tal como lo teníamos decidido, el descenso lo hacemos por la vía normal. Nos cruzamos con mucha gente que va hacia la cima. Algunos de ellos andan un poco perdidos sin poder encontrar el camino correcto. A un hombre que viene acompañado de tres jóvenes le hemos ayudado a seguir el buen camino, mejor así. 

Descendemos mucho más rápido de lo que hemos subido y seis horas más tarde; nuevamente, volvemos a estar en el aparcamiento del refugio de Linza (1.330 m.).

Ficha técnica

  • Ruta: Mesa de los Tres Reyes Por el refugio de Linza
  • Fecha de ascenso:25/08/2013
  • Longitud:7 m.
  • Desnivel:1.114 m.
  • Ubicación:País Vasco
  • Categoría : Subida a pie
  • Dificultad:F
  • Tiempo acceso:3:40 h
  • Acceso:Desde el aparcamiento del refugio de Linza (1.330 m.)
  • Tiempo ascenso:6:00 h
  • Tiempo descenso:2:20 h
  • Material:Los bastones serán útiles.
  • Época: Verano, Otoño, Primavera
  • VER FICHA COMPLETA
Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.