Marcha montañera del Araxes

Escrito por Capra Alpina.
1979
visitas

Montaña, madrugar, marcha, control, avituallamiento, son palabras que últimamente están en boca de todos. Desde siempre las hemos escuchado en Euskal Herria y una y otra vez hemos tomado parte en las diferentes pruebas existentes. Desde la antigüedad la relación que los Vascos hemos tenido con la montaña ha sido muy especial y que seguimos manteniendo a día de hoy. No nos podemos olvidar del entorno en el que vivimos y a pesar de que las cotas no son muy elevadas, siempre nos han atraído de forma especial. Hasta hace pocos años las recorríamos andando y últimamente nos ha surgido la tentación de hacerlas corriendo y aunque no sea del agrado de todos, cada vez vemos más gente correr de un lado a otro. Sirva como ejemplo la marcha montañera del Araxes de ayer.

Para las siete de la mañana nos hemos reunido en Amaroz más de 200 personas. La mañana es fría pero las previsiones anuncian que hará buen tiempo y tendremos sol. Por si acaso, no hemos traído mucha ropa y la espera antes de la salida, aumenta la sensación de frío. Los primeros 50 inscritos se colocan en la línea de salida y comienza la prueba, los demás nos vamos colocando en grupos de 50 personas siguiendo el orden de inscripción y vamos por detrás de los que nos han precedido. Cruzamos la carretera y nos adentramos en el polígono industrial de Amaroz dirección a la cima del monte Ollaun. Menudo calentón le hemos dado al cuerpo en estas cuestas, el frío ya sólo es un espejismo. Bajamos corriendo hasta la carretera de Altzo y nos hemos colocado cerca de los de cabeza. Está claro que todos no tienen la intención de correr y claro esta, están en todo su derecho de no hacerlo.

Subiendo las empinadas cuestas del monte Otsabio, todos vamos caminando muy rápido, correr esta bien pero cada cosa en su momento. Se nos hace muy larga la subida, sobre todo por su verticalidad, hasta que vemos los primeros rayos de sol, señal inequívoca que estamos cerca de la cima. Hemos llegado y ¿Qué nos encontramos en la cima? Un camarero perfectamente ataviado y encima de la mesa una botella de champagne y sus correspondientes copas.

Tenemos que seguir cresteando y no es una cresta cualquiera, está llena de un sinfín de rocas puntiagudas y cuesta mucho caminar. Además, es muy larga y peligrosa, cualquier caído nos podría ocasionar un problema físico importante. Después de mucho tiempo entre rocas conseguimos adentrarnos en un hayedo y transitar por un bonito y fácil camino. Hemos llegado al segundo avituallamiento en el que como unos pocos frutos secos y continúo. Estamos cruzando el pueblo de Azkarate y ya por carretera bajamos al pueblo de Arribe para llegar al tercer avituallamiento de la jornada. Me encuentro con Marijo y Enara y los ánimos no me faltan.

Bebo agua y tras comer unos trozos de manzana, nuevamente cuesta arriba y menuda cuesta. Una vez más nos tenemos que dar un buen calentón, la pendiente nos eleva sin piedad y no hay un sólo lugar donde podamos descansar. No he alcanzado la cima tan pronto quería. Estamos cerca del pueblo de Gorriti corriendo y jadeando en paralelo a la autovía. En la cima del monte Santa Bárbara se encuentra el siguiente avituallamiento y tras comer un poco, continuamos cuesta abajo entre barro, hojarasca y piedras.

Tengo problemas para sortear las dificultades pero con un poco de suerte, algo de habilidad y decisión lo he conseguido. Voy corriendo sólo dado que los que me acompañaban se han quedado rezagados. Atravieso un nuevo avituallamiento, concretamente el situado en Musaio, y voy corriendo por un precioso hayedo, donde sólo escucho el canto de los pájaros, menuda paz hay en este lugar. De repente me doy cuenta que no veo ninguna marca y aunque no quiera admitirlo al principio, tengo que reconocer que he perdido el camino. Una vez más tengo que ascender hasta encontrar las marcas que he perdido. No sólo he perdido cinco o diez minutos, si no que muchas fuerzas también, pero por fin, he conseguido encontrar el camino correcto. Veo que los que he dejado atrás hace unos kilómetros van por delante de mí, que le vamos a hacer, en adelante tendré que prestar mucha más atención.

En el avituallamiento de Uli nos volvemos a encontrar y continuamos juntos dirección al pueblo de Gaztelu. Como mi ritmo es algo superior vuelvo a correr en solitario. Una vez llegando a Gaztelu me reencuentro con Marijo, menuda alegría cuando la veo.

Enara se ha quedado esperando en Leaburu y dirijo hacia allí mis pasos. He dejado la carretera y voy corriendo por una senda muy estrecha, hay mucho barro y agua en este lugar pero, a estas alturas de carrera ya no es un problema. Los primeros caseríos los tengo delante y hasta consigo ver la torre de la iglesia. Enara y Marijo me están esperando. El último avituallamiento y dos kilómetros más adelante la llegada. Las ganas de llegar ya son evidentes. Los tres vamos corriendo dirección al cruce de Ibarra, lugar donde han aparcado el coche. Yo he dejado la carretera y vuelvo a correr por una pista forestal, entre barro y charcos de agua. Es difícil mantenerse seco y mucho más difícil mantenerse limpio, por lo que falta ya da igual. Voy corriendo entre las casas de Amaroz y cuando faltan pocos metros para la llegada, vuelven a aparecer Marijo y Enara que no dejan de animarme.

Una vez en la llegada y con el trabajo terminado, nos ofrecen sidra fresca y unos buenos trozos de chorizo cocido y cómo decir que no. Una vez comemos y bebemos nos despedimos y volvemos a casa.

Un día magnífico, el recorrido espectacular, el ambiente asombroso, no se puedo pedir más. Sin duda, si tuviera que pedir algo sería los ánimos de la gente, a pesar de que yo tenía mi club de fans particular. Los que no hemos tenido la suerte de correr el maratón de montaña Zegama-Aizkorri, dado que cuesta mucho más conseguir el dorsal que correr el maratón, ya tenemos pruebas alternativas donde elegir y una de ellas es esta de Amaroz. Gente agradable, recorrido muy bonito y bien marcado, sin excusa alguna, puede hacerse de cualquier manera bien andando o corriendo, al fin y al cabo cada uno deberá de encontrarle la medida.  

Ficha técnica

  • Ruta: Marcha montañera del Araxes
  • Fecha de ascenso:26/05/2013
  • Longitud:42 m.
  • Desnivel:2.000 m.
  • Ubicación:País Vasco
  • Categoría : Trail
  • Competición:
  • Tiempo límite:11h.
  • Web:amarozkomendielkartea@hotmail.com
  • Acceso:Amarozko M.E.- Tolosa (parbulario de Amaroz).
  • Tiempo ascenso:5h.10´
  • Época: Verano
  • VER FICHA COMPLETA
Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.