Aratz

Escrito por Capra Alpina.
2669
visitas

Ha nevado con ganas, esta todo blanco y la montaña esta espectacular. Teniendo en cuenta todos estos ingredientes como quedarse en casa a pesar del frío que hace. Sin pensarlo mucho cogemos la mochila, la llenamos de cosas y salimos de casa con la intención de pisar la cima del monte Aratz.

A pesar de la nieve hemos conseguido llegar hasta la Venta de Otzaurte y sin posibilidades de continuar en coche, nos vemos obligados a dejarlo donde podemos. La mañana es muy fría pero eso que es para nosotros. Nos vestimos con mucha ropa y por si acaso metemos otras en la mochila, no vaya a ser que las necesitemos más adelante. Los crampones y bastones también los llevamos con nosotros, al igual que algo de comer y beber. No se ve ni pista ni carretera, todo esta totalmente nevado, con las veces que hemos pasado por aquí y nos parece como si no lo hubiéramos hecho nunca, esta irreconocible. Caminamos por el hayedo hundiendo toda la bota en la nieve, haciéndonos difícil el avanzar. Ya estamos en los prados de Beunda, es espectacular la cantidad de nieve acumulada,  se nos hace difícil ver los bancos y las mesas que hay en el lugar. Nos metemos en la chabola para colocarnos los crampones pues está la nieve helada y pensamos que a partir de aquí así estará, 30´. 

Estamos impresionados, hace mucho tiempo que no hemos visto una nevada como esta. Esta todo totalmente blanco, hasta los árboles, y se ve todo muy bonito. Hoy se puede caminar por cualquier lado porque la nieve y el hielo han tapado todos los agujeros y ello hace difícil el poder meternos en alguno. Poco a poco vamos acercándonos al refugio de Otzaurte, cerrado desde hace un tiempo, pero por lo menos el edificio se mantiene en pie. Menudos recuerdos nos vienen a la cabeza de cuando estaba en funcionamiento, se estaba calentito al lado de la chimenea, la comida no faltaba nunca, menudas alubiadas nos hemos comido, así como chorizo y carne cocida, además del caldo caliente que nunca faltaba. No anda mucha gente, apenas vemos a alguien, 1h.30´.

Vemos claramente el agujero de San Adrian y hacia el dirigimos nuestros pasos. El frío viento es notorio en este lugar y no tenemos ninguna tentación de detenernos, pues sabemos que nos pasará si lo hacemos. Al agujero se accede a través de una pequeña puerta que la nieve ha tapado su parte inferior, una vez dentro tenemos que tener mucho cuidado porque las piedras están totalmente heladas debido al goteo incesante del agua del techo. Normalmente la otra salida tiene muy poca altura y hoy por la nieve todavía mucho menos, apenas tenemos sitio para pasar. Una vez al otro lado comprobamos que hay mucho más nieve, todo esta impresionante. Dejamos a la derecha la subida del Calvario que nos llevaría a la cima de Aizkorri y seguimos adelante, medio metro por encima de la calzada romana, aunque no podemos verla. Hemos llegado hasta la altura del nacedero del río Oria, donde se encuentra el desvío hacia el monte Aratz. El agua ha conseguido hacerse ver en este manto de nieve pero no por mucho tiempo, pues al cabo de unos pocos metros se vuelve a ocultar, 2h.05´.

Tenemos que continuar por nuestra izquierda teniendo que entrar en el hayedo. Los árboles están increíbles, parece que están llenos de hojas blancas en lugar de verdes. Continuamos ascendiendo a pesar de que lo hacemos lentamente, no existe camino y tenemos que guiarnos por intuición, incluso la niebla hace acto de presencia. Unai viene detrás de mí, nunca ha estado en este entorno con tanta nieve. Hemos salido del hayedo y llegado hasta el collado de Aratz, sólo nos queda superar una cuesta muy empinada y larga hasta la primera de las cimas. Siempre ha sido una zona donde sopla mucho el viento y hoy no es una excepción, nos azota con gran violencia hasta el punto que nos lanza trozos de hielo a la cara. Nos cuesta mucho superar la pendiente pero paso a paso lo hemos conseguido. Nos queda superar un último repecho para llegar a la cima de Aratz, una vez en ella nos cuesta ver el buzón, cubierto totalmente de nieve y de hielo (1443 m.), 3h.15´.

Estamos satisfechos, el recorrido ha sido espectacular y a pesar del frío hemos disfrutado mucho. Al parecer somos los primeros en ascender a la cima, dado que no hay huella en la nieve y nosotros la hemos tenido que abrir. No hay posibilidad de hacer mucho aquí y tan sólo sacamos unas fotos y comenzamos a descender. Seguimos las huellas que hemos dejado en la nieve que nos llevan hasta el hayedo. En el nacedero del río Oria torcemos a nuestra derecha y en pocos minutos estamos de nuevo dentro del paso de San Adrian. Lo atravesamos con mucho cuidado y vamos en dirección al refugio, se escucha ruido de gente e incluso vemos a algunos.
El camino de regreso lo hacemos por la pista, por decir algo por cuanto que no se ve por la nieve. Se nos hace muy largo y estamos deseando llegar a la venta para comer algo caliente. Estamos cerca de los prados de Beunda y elevándonos sobre la última cuesta, nos volvemos a adentrar en el hayedo y en pocos minutos volvemos al lugar donde hemos aparcado nuestro coche. Venta de Otzaurte (670 m.) 5h.

Ficha técnica

  • Ruta: Aratz Desde Otzaurte en invierno
  • Fecha de ascenso:14/02/2010
  • Desnivel:773 m.
  • Ubicación:País Vasco
  • Categorías : Crampones, Raquetas
  • Dificultad:F
  • Termina en el punto de salida:
  • Tiempo acceso:3h.15´
  • Acceso:Desde la Venta de Otzaurte (670 m.)
  • Tiempo ascenso:5h.
  • Tiempo descenso:1h.45´
  • Características:Recorrido de nieve y de hielo no exenta de riesgo por ser una zona de mucho viento y expuesta a la niebla.
  • Material:crampones y bastones.
  • Época: Invierno, Primavera
  • VER FICHA COMPLETA
Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.