Aizkorri en febrero

Escrito por Capra Alpina.
3381
visitas

El macizo de Aizkorri es como un oasis en el desierto. En la geografía Vasca y a excepción de las cumbres pirenaicas, la altura de sus cimas son las únicas que superan los 1.500 m. Aprovechando que el mal tiempo nos ha dado una tregua, hemos decidido intentar la ascensión a su cima más emblemática y visitada. La cantidad de nieve acumulada estos días resulta un aliciente extra.

Venta de Otzaurte (670 m.) 0h. Apenas tenemos sitio para aparcar nuestro coche y no es de extrañar, la pista que lleva a las cercanías del refugio de Otzaurte está cerrada por la nieve. Repasamos todo nuestro material, no vayamos a olvidarnos de algo, y comenzamos a caminar por la pista nevada y helada en algunos tramos. No nos resulta nada fácil coger un ritmo adecuado, caminar sobre la nieve se nos hace muy pesado. Al cabo de unos minutos ya estamos a la altura de las campas de Beunda.

Vamos siguiendo la huella hecha en la nieve que en claro ascenso nos lleva por la margen izquierda del hayedo. El espesor de la nieve va en aumento y aunque podríamos pensar que estaría helada, nos equivocamos. Dejamos atrás Añabaso (952 m.) Txaparri (945 m.) y llegamos a Aldaola (970 m.). Seguimos en claro descenso hasta que llegamos a un cruce de caminos, cerca del aparcamiento. Una nueva pendiente muy pronunciada y no sin dificultad, nos lleva hasta el refugio de Otzaurte (870 m.) 1h.35´.

Seguimos dirección al famoso túnel de San Adrian, lugar de paso obligado entre Gipuzkoa y Araba. Al cabo de 20´cruzamos la puerta de acceso y nos detenemos un poco de tiempo para admirar el paisaje que desde su balconada se ve. Dentro del túnel vemos estalactitas de hielo que amenazan con desprenderse y antes de que nos demos cuenta, muy cerca de nosotros cae una. Decidimos salir cuanto antes del túnel, no vaya a ser que se le ocurra caer a otra y nos pille de lleno. Al otro lado el manto de nieve es espectacular y caminar resulta ciertamente complicado. La nieve está muy blanda y ni las raquetas aguantan sin hundirse. Llegamos hasta el cruce donde torcemos hacia nuestra derecha para encarar la temible cuesta del Calvario 2h.

Comenzamos el ascenso con paso tranquilo a través del hayedo. Nos cruzamos con varias personas que vienen de regreso de la cima de Aizkorri, que es donde nosotros nos dirigimos. Poco a poco vamos ganando altura no sin esfuerzo y de vez en cuando tenemos que hacer un pequeño descanso para recuperar el aliento. Hemos llegado al límite superior del hayedo y continuamos por la huella marcada, que no es la vía normal de subida sin nieve, pero las circunstancias son las que son y no tenemos más remedio que seguir por donde han subido los demás. Parece que estamos caminando por los Pirineos o los Alpes y miremos donde miremos, no vemos otra cosa que no sea nieve y paredes rocosas. Tenemos por delante una gran cuesta nevada que tenemos que superar en diagonal y que tiene una caída importante a nuestra derecha.

No nos resulta difícil superarla y caminando por su lomo, llegamos a una segunda que tras superarla nos sitúa en la cima del monte Aiztontor Altua (1453 m.) 3 h. Desde su cima vemos la punta de Aizkorri que ya está muy cerca. Perdemos un poco de altura y continuamos llaneando hasta la base de la última cuesta que sin ninguna dificultad superamos para pasar por delante del refugio y ermita de Aizkorri, para por fin llegar a la Cruz y Buzón de la cima (1528 m.) 3h.20´.

Hay mucha gente en la cima, el refugio está abarrotado y hasta dentro de la ermita nos encontramos gente. El día es espectacular, el cielo esta azul y apenas corre el viento. No obstante la temperatura es baja y sin perder tiempo, sacamos las fotos de rigor y emprendemos el descenso. No lo hacemos por el mismo itinerario de subida y si buscando Leizarrate cerca de Portua Zarra. Dejamos a nuestra izquierda el camino de subida y descendemos por pendiente pronunciada y que acumula muchísima nieve. Al cabo de unos minutos nos adentramos en el hayedo, nos cruzamos con varias personas que van dirección a la cima y hasta una pareja con dos niños pequeños y un tercero en la mochila que lleva el padre en la espalda, menudo mérito tienen. Nos hundimos en la nieve hasta la rodilla y ello hace mucho más penoso nuestro avance. Llegamos a Leizarrate, punto de paso entre los refugios de Otzaurte y Urbia y siguiendo a nuestra izquierda pasamos cerca del nacedero del río Oria y al cabo de unos 20´llegamos al cruce y desvío de la subida del Calvario.

A partir de este punto volvemos a retomar el mismo itinerario utilizado en el ascenso, llegando en muy poco tiempo hasta el túnel de San Adrian. Una vez en el otro lado, descendemos dirección del refugio cerrado de Otzaurte. Sin detenernos continuamos nuestro camino llegando al cruce cerca del aparcamiento. Una nueva subida nos pone a prueba, estamos cansados y la nieve y el agua no facilitan nuestro avance. A duras penas y después de descansar varias veces para recuperar el aliento, llegamos cerca de Aldaola. Cada vez nos queda menos y eso nos anima un poco. Nos queda un último repecho que afrontamos decididos llegando hasta las inmediaciones del merendero de Beunda. Sólo nos queda una última bajada que sin ninguna dificultad nos deja en el aparcamiento de la Venta de Otzaurte 6h.30´.

Ficha técnica

  • Ruta: Aizkorri Desde Otzaurte en invierno
  • Desnivel:842 m.
  • Ubicación:País Vasco
  • Categorías : Crampones, Raquetas
  • Dificultad:F
  • Termina en el punto de salida:
  • Tiempo acceso:3h.20´
  • Acceso:Desde la Venta de Otzaurte (670 m.)
  • Tiempo ascenso:6h.30´
  • Tiempo descenso:3h.10´
  • Características:Recorrido invernal largo y si las condiciones de la nieve no acompañan se puede hacer muy duro.
  • Material:Crampones, piolet, bastones e incluso raquetas.
  • Época: Invierno, Primavera
  • VER FICHA COMPLETA
Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.