Taillón Corredor de la Izquierda - 350 m/D+ (IV mixto 85º)

Escrito por Capra Alpina.
153
visitas

El Corredor de la Izquierda se encuentra en la cara oeste del Pico Taillón, formando una hermosa trilogía junto al Corredor Central (350 mts, MD inf IV/3+) y el Goulotte Quintana (350 mts, D+ 75º). Si bien está considerado como el más accesible de los tres, he de reconocer que tengo mis dudas. Sus tres cascadas de hielo y un resalte final en mixto de IV, le dan un aire espectacular a la escalada.

Dejamos el coche en el aparcamiento de la estación de esquí de Gavarnie Gèdre, que se encuentra con una hermosa capa de hielo, no en vano el termómetro marca -4º. Remontamos por las pistas de esquí hasta la altura del último remonte, para a continuación dirigirnos hasta el Col de Tentes. Una densa niebla nos impide ver más allá de unos pocos metros y aunque sabemos que el Taillón está frente a nosotros, somos incapaces de verlo. Desde aquí nos dirigimos al collado de Bujaruelo o Col de Buxaro, donde nos recibe un viento gélido que nos hace perder la estabilidad.

La niebla nos juega una mala pasada y nos despista de tal manera que nos lleva bastante a la izquierda del acceso al glaciar de los Gabietos. Una vez corregido nuestro pequeño error de navegación ascendemos sin dificultad el resalte, a pesar de estar bloqueada su parte central izquierda por una cascada de hielo. Ascendemos por la derecha y hacemos una travesía a izquierda por roca para superar el escollo.

Una vez superado este tramo aparece ante nosotros la impresionante cara oeste, donde destacan sobremanera los corredores Central y el de la Izquierda, donde vemos más de una cordada en pleno esfuerzo, mientras el Goulotte Quintana, vergonzoso, apenas se deja ver.

Superamos una pendiente de unos 45º para conseguir llegar hasta la base del corredor, donde nos pertrechamos con todos los útiles y tras anudarnos las cuerdas, comenzamos a escalar. El primer largo, una cascada de hielo de unos 35 m y entre 75º-80º, a la que accedemos tras una pequeña travesía a derecha sobre roca.

Colocamos un primer tornillo y algo más arriba un segundo, entran perfectamente y hacen que crezca nuestra confianza. Los piolets y crampones nos ayudan a traccionar e ir ganando altura, mientras vamos intercalando algún tornillo más por seguridad, hasta que encontramos en la pared de nuestra derecha, bajo la segunda cascada, dos clavos donde montamos nuestra segunda reunión.

El segundo largo de unos 30 m y 70º, se eleva por una nueva cascada que trata de ganar la parte superior del resalte retorciéndose hacia la derecha y que se encuentra en perfectas condiciones, donde los piolets entran perfectamente en el hielo. Colocamos un par de tornillos por seguridad antes de alcanzar la parte superior, desde donde avanzamos en línea recta hasta la pared de roca que vemos a la izquierda de una nueva cascada vertical, y donde encontramos la tercera reunión montada con dos clavos y algunos cordinos, donde nos volvemos a anclar.

El tercer largo y el de mayor dificultad de la vía, una cascada de unos 15 m y 75º-85º, y que miramos con mucho respeto desde la reunión. Ciertamente su aspecto impresiona, un bloque compacto de hielo vertical pero de una increíble belleza. Una vez situados en su base, colocamos un tornillo a la altura de los hombros y la atacamos con decisión clavando con firmeza los piolets. Estos entran perfectamente y nos aporta seguridad para seguir avanzando. 

Colocamos dos tornillos más hasta que conseguimos llegar a la parte alta, donde la inclinación es algo menor. Salimos a un pequeño rellano de nieve. Al atravesarla llegamos a la ubicación de la cuarta reunión, ubicada en la pared derecha, donde encontramos dos clavos. El subidón de adrenalina es increíble. Nos ha resultado más fácil de lo que creíamos. Cuanto mejores sean las condiciones más fácil resulta superarlas.  

Una vez salimos de la reunión y tras superar unan nueva cascada de unos 55º, bastante más tumbada que las tres anteriores, llegamos a una zona de nieve por donde avanzamos en ensamble, siempre con tendencia hacia la izquierda. Ascendemos por rampas de 45º-50º, superando pequeños resaltes en mixto, que en condiciones normales hubieran estado cubiertos, hasta llegar a la base del resalte de IVº en mixto, donde montamos la quinta reunión aprovechando un clavo.

Tenemos la opción de superar el resalte mixto por la derecha, pero decidimos continuar por la izquierda por una pequeña lengua de nieve, hasta que llegamos a la altura de un gran bloque que nos corta el paso. Pasamos un seguro en un clavo que encontramos en la fisura del bloque antes de enfrentarnos a él. Clavamos los piolets tan alto como podemos y apoyando lateralmente el crampón derecho en un pequeño pliegue que encontramos en el extremo del bloque, traccionamos con fuerza hasta conseguir posar el crampón izquierdo en la nieve. Una vez superamos el resalte, en pocos minutos conseguimos llegar hasta la ubicación de la sexta y última reunión.

La cercanía de la cima del Taillón es evidente y por tanto, decidimos recoger las cuerdas y una vez las guardamos en la mochila, nos enfrentarnos a la última pendiente que no ofrece ninguna dificultad. Cima del Taillón 3.144 m. Montaña muy especial para nosotros donde los recuerdos de tantas buenas e inolvidables experiencias se acumulan. El día es espectacular, el cielo luce un azul intenso y las vistas son espectaculares, Perdido, Cilindro, Marboré, Pimene, Vignemale,... aunque hace mucho frío, el viento hace que la sensación térmica sea de muchos grados bajo cero.

Descendemos por la arista SW dejando a la derecha la salida del Corredor Central, hasta llegar a la pendiente expuesta que en travesía a la derecha nos lleva hasta el collado de los Gabietos (2.940 m). Desde aquí volvemos a dirigirnos por la derecha a un nuevo descenso delicado en travesía paralelos a la cara oeste del Tallón. Pasamos por delante del Corredor Quintana y descendemos por una delicada canal, donde algunos la están rapelando, para llegar al Glaciar de los Gabietos. 

Descendemos la última dificultad del día, el estrecho y empinado paso que nos deposita en el amplio nevero bajo la cara norte. Por la izquierda descendemos hasta el collado de Bujaruelo o Col de Buxaro, para a continuación dirigirnos hasta el Col de Tentes. Ya solo nos queda descender por la derecha hasta los telesillas de la estación de esquí, para ya sin ninguna dificultad conseguir llegar hasta el aparcamiento, donde 11:00 horas atrás hemos dejado el coche, dando por finalizada la actividad de hoy.

Ficha técnica

  • Ruta: Taillón Corredor de la Izquierda cara oeste
  • Fecha de ascenso:2019-01-12
  • Longitud:16.090 m.
  • Desnivel:1.651 m.
  • Ubicación:Pirineos
  • Categorías : Corredor, Mixto
  • Dificultad:D+
  • Graduación de la escalada en roca:IV
  • Graduación del corredor:85º
  • Graduación de la escalada en hielo:WI3
  • Ruta circular:
  • Termina en el punto de salida:
  • Tiempo acceso:4:00 h al corredor
  • Acceso:Desde el aparcamiento de la estación de esquí de Gavarnie Gedre
  • Tiempo ascenso:3:45 h
  • Tiempo descenso:3:15 h
  • Características:Partimos de la estación de esquí por lo que se hace bastante largo el recorrido. Encontramos una densa niebla que nos desoriento e hizo que perdiéramos un precioso tiempo
  • Material:Crampones, piolets, 6 tornillos, un juego de friends, 2 cuerdas de 60 mts
  • Condiciones:El corredor lo encontramos en perfectas condiciones, en especial las cascadas de hielo
  • Época: Invierno
  • VER FICHA COMPLETA
Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.