Pequeño Galayo y Gran Galayo - D

Escrito por Capra Alpina.
317
visitas

Los Galayos son un conjunto de agujas graníticas, altivas y esbeltas, situadas en la vertiente sur de la Sierra de Gredos, en la provincia de Ávila, cuyo emplazamiento es ideal para la práctica de la escalada clásica. La construcción del refugio Victory, allá por el año 1.949, favoreció la apertura de muchas de las vías actuales y ya para el año 1981 se habían detallado 210 de ellas. El Gran Galayo con sus 2.215 m es el pico más prominente, si bien la columna vertical de El Torreón o Vértice de Calvitero, con sus 2.400 m, es su pico más emblemático. 

Partimos de la plataforma del Nogal del Barranco (1.050 m) situada a escasos km del pueblo de Guisando (Ávila) y tras 7 km, un desnivel de 900 metros y 1:30 horas de caminata, conseguimos llegar al Refugio Victory propiedad del Grupo Gredos de Montaña, con capacidad para 14 plazas y cuya construcción data de 1.949. 

Sin perder tiempo nos dirigimos hasta la base del Pequeño Galayo, tratando de localizar el inicio de la Vía Sur de la Apertura. Según nos acercamos vemos una cordada de tres subida a una pequeña repisa y preparándose para comenzar a escalar y a los que preguntamos. Lástima, tienen la intención de escalar la misma vía que nosotros y el haber llegado antes les da prioridad y por tanto, no tenemos más remedio que esperar. 

El tiempo de espera lo aprovechamos para comer algo, porque desde que hemos salido de casa esta mañana, y de eso hace más de 8:00 h, no hemos comido nada. La cordada que nos precede no va muy rápida, lo que nos tiene en espera mucho tiempo y ello provoca que nos quedemos helados, porque el viento sopla del norte y la temperatura es bastante baja. Por fin 0:45 h más tarde comenzamos a escalar.

VÍA SUR DE LA APERTURA - AD+

Largo 1- Comenzamos la escalada ascendiendo directamente por un diedro (IV), que parece más difícil de lo que es porque tenemos los dedos helados y no sentimos la piedra. Una vez superamos el diedro inicial, continuamos por una serie de terrazas, algo más sencillas (III), que nos conducen hasta la primera reunión. Esta la montamos un poco por debajo de la cordada que nos precede y que no vemos escalar con mucha soltura.

Largo 2- Salimos de la reunión una vez el último de la cordada que nos precede se pone en marcha. La vía sigue por la depresión de la pared hasta la altura de una prominente terraza que vemos sobre nosotros a la derecha (III). Mientras la cordada que nos precede se eleva hasta la misma y monta la reunión (cordino), nosotros vemos la oportunidad de ponernos por delante y no lo dudamos. Giramos un poco a nuestra izquierda y continuamos ascendiendo por una placa vertical donde no encontramos muchas presas (IV-).

Una vez superamos la placa, nos adentramos en una estrecha y vertical chimenea. La escalada no es demasiado difícil (III+) y al cabo de unos veinte metros conseguimos llegar hasta una fina hendidura (IV), donde además de la mochila nosotros mismos somos un problema para pasar. Con un movimiento bastante acrobático conseguir salir y continuar hacia la derecha para montar la segunda reunión.

Largo 3- Salimos de la reunión y enseguida nos volvemos a encontrar con una nueva chimenea vertical poco exigente (III+) y que nos hace ganar rápidamente altura. No encontramos muchas presas pero se puede asegurar bien a base de friends, por las muchas fisuras que tiene. Montamos la tercera reunión sobre una pequeña plataforma, lazando un gran bloque. La salida de la chimenea vista desde la reunión tiene mucho ambiente.

Largo 4- Este largo es el más fácil de todos y por ello lo hacemos en ensamble (III). Una canal muy ancha y que en este tramo sube paralela a la vía Felisín (D+), que asciende por nuestra izquierda, nos conduce entre grandes bloques dirección a la Placa Rivas. Estamos dudando si ascender a la cima del Pequeño Galayo porque el tiempo esta empeorando rápidamente, muy a pesar de que llegamos hasta la Placa Rivas, pero al final desistimos. 

El tiempo está cambiando muy rápidamente y la niebla, por momentos, nos envuelve completamente, por lo que dejamos a la izquierda la Placa Rivas que nos llevaría hasta la cumbre del Pequeño Galayo y continuamos por la derecha dirección al precioso diedro del Gran Galayo, que no en vano, es el objetivo por el que hemos venido. Empezamos a destrepar por la derecha de la Placa Rivas, sin mucha confianza y tratando de seguir los pocos hitos que vemos.  

Al cabo de unos minutos conseguimos llegar hasta el fondo de la canal, por la que descenderemos a la vuelta, y que está ubicada entre el Pequeño Galayo y el Torreón. Nuevamente nos toca ascender por un corredor poco amigo, que tiene lo suyo. Al final conseguimos llegar hasta un pequeño plato en la misma base del diedro, desde donde la línea de ascenso se pierde en el horizonte (o entre la niebla), dotándole de un aspecto misterioso y espectacular. 

GRAN DIEDRO - D

Un par de metros a la derecha del inicio del diedro, encontramos una clavija con una gran argolla donde poder montar reunión. El diedro presenta una fisura que lo recorre en toda su extensión y es por donde tenemos que escalar, con apenas espacio para juntar ambos pies. Como es norma en los Galayos los seguros brillan por su ausencia, haciendo mucho más técnica y autentica la escalada, lo que nos obliga a colocar algún friend, de vez en cuando, por nuestra seguridad. 

Largo 1- La primera parte del diedro, que presenta buenos agarres para las manos y apoyos para los pies, se escala con relativa facilidad y nos permite ganar altura con agilidad. Hemos llegado a la parte central del diedro, donde en una pequeña repisa encontramos tres clavijas que normalmente son utilizadas para montar reunión. Tras comprobar que llevamos utilizados 25 metros hasta llegar a este punto, entendemos que nos dará para con la misma cuerda llegar a la parte alta del diedro, por lo que decidimos correr el riego y continuar sin hacer la reunión. 

La niebla nos envuelve de tal manera que en más de una ocasión nos impide vernos, dificultando la escalada. A partir de aquí la fisura se hace mucho más estrecha y la escalada se complica. Seguimos colocando friends porque el patio empieza a ser considerable y no queremos correr riesgos innecesarios. En la parte final deberemos de abandonar la seguridad de la fisura y salir de ella para en bavaresa, tratar de superar un pequeño resalte, donde en su parte alta, apenas dos metros por encima de nuestra cabeza, podemos encontrar un buen agarre para las manos. 

Largo 2- Una vez superado este paso, alcanzamos ya sin ninguna dificultad la parte alta del diedro donde montamos la reunión (55 m). A partir de aquí continuamos en ensamble por la cresta que al cabo de unos pocos metros desciende por la izquierda hasta una pequeña brecha. Una vez en ella tenemos que superar un pequeño resalte y adentrarnos en una chimenea, con un gran bloque empotrado que nos cuesta un poco de esfuerzo superar (IV).

De esta manera llegamos a una zona mucho más tumbada, muy cercana a la cima, y que no presenta ninguna dificultad técnica. Recogemos y guardamos la cuerda y continuamos ascendiendo hasta una pequeña horcada, donde no tenemos claro si la cima es la prominencia de la derecha o la de la izquierda. 

Subimos a la cima derecha y no parece que es y volviendo sobre nuestros pasos, ascendemos a la que nos queda a la izquierda. Entre grandes bloques vamos ganando altura hasta alcanzar la cima del Gran Galayo (2.215 m), el pico mas prominente de este conjunto de agujas graníticas. Una pena que la niebla lo haya cubierto todo y que nos impida ver las excelentes vistas que desde esta atalaya podríamos disfrutar.

El descenso hasta la canal no nos resulta nada fácil. La primera parte es un continuo destrepar por una roca mojada por la densa niebla y que requiere de toda nuestra atención. Poco a poco vamos perdiendo altura guiados por los hitos que vamos encontrando, hasta que conseguimos salir de la densa niebla. 

Una vez alcanzada la canal, en apenas unos minutos llegamos hasta el Refugio Victory que esta bastante concurrido. Una hora más tarde y ya con noche cerrada, conseguimos llegar al aparcamiento de la plataforma del Nogal del Barranco, donde horas antes hemos dejado el coche.

 

Ficha técnica

  • Ruta: Gran Galayo Por el Nogal del Barranco
  • Longitud:8.150 m.
  • Desnivel:1.183 m.
  • Ubicación:Otros
  • Categoría : Escalada clásica
  • Dificultad:D
  • Graduación de la escalada en roca:V
  • Número de largos:6
  • Ruta circular:
  • Termina en el punto de salida:
  • Tiempo acceso:1:35 h
  • Acceso:Partimos de la plataforma del Nogal del Barranco (1.050 m) situada a escasos km del pueblo de Guisando (Ávila)
  • Tiempo ascenso:3:05 h
  • Tiempo descenso:1:00 h
  • Características:Escalada clásica por un granito excelente y con vías muy poco equipadas
  • Material:Cuerda de 60 m, casco, arnés, juego de friends, cintas, algún cordino y pies de gato
  • Época: Otoño
  • VER FICHA COMPLETA
Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.