Mont Blanc - Por la ruta de los cuatromiles

Escrito por Capra Alpina.
171
visitas

El Mont Blanc o Monte Bianco con sus 4.807 m fue considerado hasta hace unos pocos años la montaña más elevada de Europa. Actualmente sigue siendo una de las más altas pero ha sido superada por varias montañas de Rusia y Georgia como el Elbrus 5.642 m.  La ruta que hemos elegido para su ascensión es la llamada ruta de los cuatromiles. La idea de realizar esta escalada siempre ha llamado nuestra atención por su importante desnivel (1.960 m), así como por su largo y espectacular recorrido, pero por diferentes circunstancias, en especial las condiciones de la ruta, hasta ahora no la hemos podido realizar. Esta vez parece que puede ser posible y lo vamos a intentar.

Después de 12:00h de coche, por fin hemos llegado a Chamonix. Son las 2:30h de la madrugada y una vez nos detenemos en el aparcamiento junto al cementerio, nos tumbamos sobre el asfalto y nos disponemos a dormir unas pocas horas. Por la mañana sacamos el ticket para subir en el teleférico a la Aiguille de Midi para a continuación acercarnos al refugio de Cosmiques (3.613 m) donde hemos reservado plaza. Por cierto, conviene aprovechar el primer viaje del teleférico (7:00h) pues de no hacerlo, es posible que tengamos que esperar algunas horas dada la cantidad de turistas que suben y restan plazas a los alpinistas.

Una vez en los túneles del pitón sur de la Aiguille du Midi, nos preparamos para salir a la expuesta arista este (3.670 m) que desciende hasta la cuenca superior del Vallée Blanche. Una vez en el refugio y para intentar mantenernos activos, decidimos escalar la espectacular y entretenida Arista de Cosmiques (AD+) antes de cenar.

A la 1:45h el movimiento en el refugio es intenso, nadie quiere ser el último en salir y todos nos amontonamos en el comedor con la intención de engullir rápidamente el desayuno. Poco a poco la gente empieza a descender hacia el Col du Midi (3.532 m) y una serpiente luminosa comienza a zigzaguear en el inmenso glaciar del Valle Blanco camino de las primeras pendientes del Mont Blanc du Tacul.

El cielo está totalmente estrellado y la noche no es especialmente fría por lo que las primeras rampas nos hacen entrar rápidamente en calor. A la hora y media de ascensión nos volvemos a reencontrar todos, la causa no es otra que una gran grieta (rimaya). Para poder salvarla hay colocada una escalera de unos 15 m por la que deberemos de ascender uno a uno, lo que vuelve a ralentizar la marcha.

Después de unos 30´de espera llega nuestro turno y nos volvemos a poner nuevamente en marcha, menos mal porque nos estábamos quedando helados. Continuamos con nuestra ascensión tratando de esquivar las diferentes grietas que se abren a nuestro paso. A las 3:00h de marcha llegamos hasta la Épaule du Mont Blanc du Tacul, 4.035 m. Mientras todos continúan hacia el Col du Mont Maudit, 4.345 m, nosotros giramos a la izquierda (este) para atravesar un ancho hombro que nos lleva hasta la pequeña y rocosa cima del Mont Blanc de Tacul 4.248 m, 3:23h.

Volvemos sobre nuestros pasos hasta la Épaule du Mont Blanc du Tacul para poder continuar nuestra ruta y donde nos sorprende un espectacular amanecer. Descendemos unos metros dirección sur hasta el gran valle nevado del Col du Maudit (4.035 m) para volver a ganar altura por las pendientes norte dirección al Col du Mont Maudit. En esta zona los seracs y las grietas se ven impresionantes y hay que prestar mucha atención para no ser engullidos por ellas.

La pendiente aumenta su desnivel mientras pasamos por debajo de unos seracs, hasta que llegamos al tramo más vertical y de mayor dificultad de la ruta. Una pendiente de unos 100 m con un desnivel de 60º que por precaución está protegida con cuerdas fijas que facilitan su escalada. En este tramo el personal se vuelve a amontonar y se ralentiza la marcha, menos mal que nosotros hemos hecho cima en el Tacul y para cuando llegamos apenas quedan dos cordadas. 

A duras penas ascendemos la pendiente vertical, dado que las dos cordadas que nos preceden, un poco patosas y poco experimentadas, no hacen más que echarnos gran cantidad de hielo. Una vez superado el escalón nos lanzamos a la conquista del Mont Maudit. Nuestro desconocimiento del terreno nos juega una mala pasada y en lugar de seguir el camino hacia el Col du Mont Maudit, decidimos atacar directamente la cresta rocosa, pero muy a nuestro pesar esta decisión no nos lleva a nada bueno y tenemos que realizar una complicada travesía horizontal para poder regresar al camino del que nunca deberíamos habernos alejado.

Una vez llegamos al Col du Mont Maudit (4.315 m) giramos a la izquierda (este) y remontamos una dura y prolongada pendiente de unos 45º que nos conduce directamente hasta la puntiaguda y rocosa cima del Mont Maudit, 4.465 m, 7:05h. Permanecemos unos minutos admirando el espectacular paisaje, la arista Peuterey, la arista Innominata, la arista Brouillard, el Grand Capucin, el Mont Blanc de Tacul,... y frente a nosotros la cúpula resplandeciente de la montaña más alta de los Alpes, el Mont Blanc.

Descendemos ligeramente dirección sur hasta el Col de la Brenva 4.303 m, para afrontar los últimos 500 m de desnivel. Continuamos dirección sur para remontar una primera loma, el Mur de la Côte (4.485 m), donde empezamos a notar la falta de aclimatación y que nos hace ir mucho más despacio.

Atravesamos un pequeño llano (sur-sudoeste) para por una sucesión de zigzag remontar la pendiente de la arista noroeste dejando atrás las Rochers Rouges inferiores y a continuación las Rochers Rouges superiores y ya sin ninguna dificultad, pasamos al lado de los Petit Mulets (4.690 m) y conseguimos llegar a la blanca y redondeada cima del Mont Blanc 4.807 m, 10:12h. Estamos cansados pero muy satisfechos por haber podido culminar esta espectacular ruta a la que no le falta ningún aliciente. Tras deleitarnos desde el espectacular balcón que nos ofrece la cima más alta de los Alpes y aprovechar para hacer algunas fotos, nos disponemos a descender.

Desde la cumbre seguimos la arista de las Bosses hacia el oeste y a continuación al noroeste, permaneciendo principalmente en la vertiente italiana, hasta que conseguimos llegar hasta el pie del Abrigo Vallot (4.362 m). Siempre en dirección noroeste bajar al collado del Dòme (4.250 m) y a continuación descender, primero por la parte izquierda (oeste) para seguidamente dirigirnos dirección a la Aiguille du Gôuter (noroeste), donde encontramos algunas grietas. El refugio de Gôuter (3.782 m) ya es visible a mano izquierda por debajo de la arista y donde damos por terminada la jornada después de 12:22h de marcha.

Ficha técnica

  • Ruta: Mont Blanc La ruta de los cuatromiles
  • Fecha de ascenso:2018-08-12
  • Longitud:13.800 m.
  • Desnivel:1.960 m.
  • Ubicación:Alpes
  • Categorías : Crampones, Escalada en hielo, Mixto
  • Dificultad:PD+
  • Ruta circular:
  • Termina en el punto de salida:
  • Tiempo acceso:10:12 h
  • Acceso:Su punto de partida es el teleférico de la Aiguille du Midi 3.775 m
  • Tiempo ascenso:12:22 h
  • Tiempo descenso:2:10 h
  • Características:Desnivel importante desde el col du Midi, si bien el teleférico y el nuevo refugio de Cosmiques favorecen la ruta.
  • Material:Cuerda, casco, arnés, algunos tornillos, piolet,...
  • Condiciones:Las condiciones de la nieve deben de estar estabilizadas antes de emprender la ruta. Aún y todo pasos delicados Rimayas del Mont Blanc du Tacul y del collado del Mont Maudit. Escape delicado a partir del Mont Maudit.
  • Época: Verano
  • VER FICHA COMPLETA
Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.