Ascenso al Pico Lenin (7.134 m.)

Escrito por Capra Alpina.
1877
visitas

Nuestro primer sietemil. El reto para nosotros era superar por primera vez la susodicha cota. Por el camino, hemos tenido alguna baja, algún herido y un carro de experiencias duras de las que aprender. Sobre el papel, está designado como el sietemil más fácil. La realidad es que su dureza depende de las condiciones cambiantes de la montaña. Nuestro ascenso no fue fácil y el regusto amargo de su ascensión genera, hoy por hoy, sentimiento contradictorios en nosotros.

Mi primera impresión fue muy positiva. Nos adentramos flanqueados por montañas gigantescas que rompían abruptamente la llanura desde donde discurría nuestro indestructible minibús. Aquella imagen de grandeza me hipnotizó durante unos instantes. Era el antiguo paso que unía el oriente próximo con el lejano en la antiquísima ruta de la seda. Una zona de trasiego milenario donde el camino estaba custodiado por la inmensas moles de piedra y nieve. Bellísimas montañas. Estábamos tan excitados que soñábamos con alcanzar todas y cada una de las cimas. Nos imaginábamos como serían sus rutas, sus dificultades y cual sería la onírica sensación de pisar su cima. Pero entre nosotros nos preguntábamos cual sería, en definitiva, nuestro real objetivo. Porque entre todas las montañas, el pico Lenin podría haberse camuflado sin miramiento alguno.

Pero en el momento que el valle aluvial se abrió sobre nuestro flanco derecho y nuestro vehículo giró, observamos a mano izquierda un pico que se alzaba imponente sobre el resto. Fue el centro de todas las miradas y, de pronto, obtuvo absoluta omnipresencia. No existía ninguna montaña más para nosotros. Era grande, ancha, con una cima somital amplia, una pared norte descomunal y se encontraba completamente cubierta de nieve bajo el intenso cielo azul. Hacia allí marchábamos, directos, a intentar alcanzar nuestro principal objetivo.

PRESENTACIÓN

El pico Lenin es una elevación montañosa de 7134 metros sobre el nivel del mar, que se ubica entre las lindes fronterizas de Kirguistán y Tayikistán, en la provincia de Alto Badajshán. La ascensión de su ruta normal es por la parte Kirguiza, vertiente norte del pico.

Se encuentra en la cordillera del Pamir, una de las más altas del mundo, situada entre los límites de Asia Central y meridional y relacionada al este con el Himalaya.

Históricamente, su nombre ha variado. Desde el primer bautizo que obtuvo en 1871 por el explorador ruso Fedchenko, quien lo denominó como monte Kaufman, ha sido renombrada varias veces. Su primera ascensión data del año 1928 y fue llevaba a cabo por una expedición internacional de montañistas rusos, alemanes y austríacos. En ese momento cambió su nombre por el pico Lenin, en honor al fundador del partido Bolchevique. Finalmente, en el año 2006 el gobierno tayico le dio el nombre de pico Abuali ibni Sino en honor al filósofo medieval Avicena, quien participó en el proceso de asimilación de la cultura clásica con los conceptos del Corán.

TEMPORADA

Aunque sea un ramal del Himalaya, no es una zona monzónica, ya que queda en la parte continental, fuera del alcanza del Jet Stream. Según la clasificación de Köppen, su climatología podríamos ubicarla entre la continental y la semiárida fría. Dadas sus características, su ascensión más común suele ser en los meses de verano, entre julio y agosto, meses en los que la pluviosidad es menor y alcanzaremos las mayores cotas de temperatura.

PERMISO Y VISADO

Desde el agosto de 2012 en Kirguistán funciona el régimen sin visado para 44 países de Europa. Según la ley del régimen sin visado, los ciudadanos de 44 países tienen derecho de entrar a Kirguistán sin tener el visado y estar en su territorio no más de 60 días.

Todos los participantes de la expedición tienen que tramitar el permiso del paso a la zona de control fronterizo. Lo más cómodo es que una agencia local se encargue de ello. Generalmente, el paquete de servicios que se contrata con dicha agencia incluye los gastos de gestión de estos trámites. La agencia solicitará a cada montañero el pasaporte con un mes de antelación y las fechas correspondientes a su estancia en el país.

LOGÍSTICA

La manera más cómoda de llegar al campo base situado dentro de los límites de Kirguistán es mediante un vuelo desde nuestro aeropuerto cercano más económico a su capital (Biskek) o su segunda ciudad más poblada (Osh). Desde aquí, mediante vehículo de carretera, recorrer los kilómetros que los separa del destino. Todas las compañías incluyen dentro de sus servicios el traslado al campo base, así como su retorno al hotel de retorno. Además, al campo base suelen llegar varios microbuses, que generalmente son compartidos por montañeros de diferentes expediciones. Por lo que a la vuelta dispondremos de múltiples horarios.

El trayecto desde Osh al campo base es de unas 5 horas. Tres horas y media en una carretera asfaltada y otra hora y media por una pista cruzando ríos y campamentos nómadas de yurtas. Desde Biskek son más de 800 kilómetros de trayecto y desconozco el itinerarios seguido, ya que nosotros lo hicimos desde el propio Osh.

AGENCIAS COMERCIALES

Hay varias agencias y todas ellas ofrecen unos servicios parecidos. Pero según cual escojamos dispondremos de más “comodidades” que con otras. Claro está, a costa de un precio más elevado.

Las disposiciones de las agencias en el campo base son varias, pero no es determinante para nuestra comodidad, ya que todas ellas se encuentran en terreno cómodo, un riachuelo cerca, terreno herboso y yurtas para cenar y cargar nuestro aparatos electrónicos. Aunque bien es cierto que algunas agencias disponen de servicio de internet.

En cambio, en el primer campamento (también llamado campamento morrena), la diferencia es considerable, ya que mientras nosotros disponíamos de un campamento de dimensiones muy reducidas y una única yurta como centro de reunión para todas las expediciones, había agencias que tenían montado su campamento en terreno más llano, extenso, cerca del agua e incluso con servicio de sauna, masaje, puestos de comida, servicio meteorológico y médico. La agencia mejor colocada se situaba a las orillas del mismo glaciar, cuando nosotros para alcanzar este mismo punto teníamos que caminar media hora.

PRECIOS

Los precios de las agencias estarán actualizados en sus páginas webs. A nosotros (año 2017) el precio del paquete con los servicios básicos nos costó 830€. Este paquete ofrecía abastecimiento completo de comida durante los días que estuviéramos en el campo base y campo morrena, tiendas de campaña para estos mismos campos, transporte desde Osh al campo base y viceversa y dos noches en el hotel de la ciudad, con pensión completa.

Este paquete no ofrecía servicio de guías, ni servicio de mulas; tampoco incluía servicio de porteadores a campos de altura ni oxígeno adicional para ascender a la cumbre. Desconocemos los precios de estos servicios.

Algunos servicios como porteadores de altura, mulas y oxigeno se pueden contratar directamente en los campamentos base y morrena. El porteo del material al primer campamento transportado en mulas costaba 2,5€ el kilo.

Hay una particularidad en el trayecto desde el campo base al campo uno: Hay un río que baja con gran fuerza y corta drásticamente el camino. Se puede dar un rodeo bordeándolo, unos cuantos metros más arriba, pero cuanto más tarde se intente cruzar a pie, más caudaloso desciende el torrente de agua. Una solución que ofrecen es cruzar el caudal montado en una mula a un coste por cabeza. Está claro que no les conviene montar un pequeño puente.

MONEDA

La moneda oficial del país es el Som Kirguís, pero aún hoy está muy aceptado el pago en Dólares americanos. Todas las tarifas de precios las podremos encontrar tanto en uno como en otro precio. También aceptan el Euro, por lo que no merezca mucho la pena hacer el cambio de moneda, aunque en la conversión de moneda siempre salgan ganando.

RUTAS DE ASCENSO

Existen aproximadamente 16 rutas de ascensión al Pico Lenin , 9 en la cara sur (Tayikistán) y 7 en la cara norte (Kirguistán), pero las ascensiones desde Tayikistán son poco frecuentes. Todas las expediciones, hoy por hoy, parten desde su vertiente norte. Ubicándonos en el primer campamento, mirando de frente, dirección sur, nos damos de bruces con la pared norte del pico Lenin. El camino hoy considerado normal, empieza a ascender directamente su primera loma, llamada el muro, tuerce hacia la derecha en dirección oeste, alcanzando un plató glaciar debajo de la cresta que se alarga como una extremidad, como si la abrazase, y se aúpa encima de este filo, para recorrer los 7 kilómetros de distancia que separan de la cumbre.

Otra variante es ladear la pared norte sobre las piedras Lipkin alcanzando la arista este. Después, cruzar la cresta en dirección contraria.

La ruta más directa se advierte sin problema alguno. Es una en línea recta por la empinada pared norte, sin contemplaciones, salvando un desnivel más que considerable. Aunque su culminación sea el la misma cima, está reservado para alpinistas con gran resistencia.

Algunos esquiadores, a lo largo de la historia, se han atrevido a descender tanto su ruta normal, como su ruta directa, aunque las grietas del glaciar también hayan devorado a algún que otro valiente.

Las dificultades de las rutas son las siguientes:

  1. Ruta Razdelnaya y arista oesta (PD+/AD)
  2. Ruta de las piedras Lipkin y arista este (PD+/AD)
  3. Ruta clásica directa (D)

CAMPAMENTOS

Los campamentos descritos corresponden a la ruta normal o más transitada al pico Lenin, que asciende por la vertiente norte la montaña, alcanzando su cresta noroeste.

  • Campamento base (3600 m.): Llegada en minibus al Calvero Edelweiss. Terreno llano, herboso y cómodo.
  • Campamento 1 (4400 m.): También conocido como campo morrena. Hay una distancia de 12 kilómetros desde el campo base. Se encuentra, como bien indica su nombre, en la morrena, al inicio del glaciar.
  • Campamento 2 (5300 m.): Tramo más comprometido del ascenso. Atentos a grietas y remotas posibilidades de aludes de seracs. Hay dos niveles donde se suelen colocar las tiendas, uno más elevado que el otro. Mejor colocar las tiendas en el segundo nivel, ya que el nivel inferior está sobre grietas y en el superior, en la pared rocosa, donde por las mañanas hay carámbanos de hielo, por la tarde, con el sol, dispondremos de una fuente indispensable de agua. Este campamento también es conocido como la sartén, por estar flanqueado por paredes de nieve que por el calentamiento del sol podremos llegar a alcanzar los 50 grados dentro de nuestras tiendas.
  • Campamento 3 (6100 m.): Se ubica en la cima de un promontorio, cerca del pico Razdelnaya, en la misma linde de la cresta, con vistas espectaculares al Pamir entero, pudiendo contemplar incluso algún ochomil en la lejanía. Puede correr mucho viento, anclar bien las tiendas. Llevar bolsas puede ser una buena idea, ya que llenándolas de nieve y enterrándolas a cierta profundidad, confiere unos cuantos puntos de anclaje robustos a la tienda.

Hay otro campamento a unos 300 metros más arriba, pero que en nuestra opinión no merece la pena pernoctar.

EL TIEMPO

La meteorología es completamente impredecible. Suelen colgar la previsión en un campamento cercano y hay opciones de contratar internet para mirar la previsión en la web de mountainforecast. Con esto podemos llegar a intuir una previsión aproximada, sobretodo para poder definir las ventanas de buen tiempo para poder atacar la cumbre.

Intentad que el día de cumbre haya buena visibilidad y que no corra mucho viento. En los días de aclimatación esto no se convierte indispensable. De hecho, es mejor un tiempo nublado para subir al campo dos y pasar la tarde a una temperatura adecuada dentro de la sartén.

Casi siempre el día se despertaba azul, pero según transcurría se iba nublando. Aunque la previsión no sea buena, no os paréis ni dejéis de acometer el planning preestablecido. Variadlo según las fuerzas y las sensaciones. Para el día de cumbre, sí: Vigilad bien la previsión.

EQUIPAMIENTO

Nuestro equipamiento fue el siguiente:

  • Saco para grandes expediciones de altura.
  • Casco homologado para alpinismo.
  • Un piolet, mejor de travesía.
  • Un cuerda de 60 metros. Terminamos cortando la cuerda por la mitad, porque con una de 30 nos llegaba para encordarnos los 5 del grupo. Llevábamos la otra mitad en la mochila por si una parte del grupo se quería separar.
  • Arnes.
  • Crampones.
  • Guantes: varios guantes finos, un par de guantes gordos y manoplas para el día de cima.
  • Botas calientes, con botín incorporado, para expediciones de altura.
  • Calcetines Lorpen para el día de cumbre.
  • Dos tiendas de altura por cada dos o tres personas. Dos de ellas las colocamos en el segundo campamento, las otras, en el tercero.
  • Esterilla inflable.
  • Bastones, para el recorrido hasta la morrena.
  • Abrigos: Un par de abrigos de plumón no vienen mal; uno ligero, para el día a día. El día de cumbre, reservaros el que tiene más CUINS. Nuestro día de cima fue especialmente gélido y llegué a usar los dos, pero no suele ser lo habitual.
  • Pantalones: Por encima de mis pantalones de alta montaña, me enfundé unos pantalones impermeables para tener otra capa más de protección.
  • Chaqueta de montaña impermeable, jerseys y térmicos.
  • Gorro o pasamontañas. Algún buff también, quizás.
  • Gafas de sol, factor 4.
  • Cremas de sol y cacao.
  • Comida, cantimploras y hornillos, con sus respectivos mecheros (mejor llevar de sobra).
  • Potabilizadoras y sales minerales.
  • Luces: frontales y pilas de recambio.
  • Algunos pasatiempos como cartas o libros.
  • Mochila de 60 litros.

NUESTRO PLANNING

Paso por paso, explicamos cómo se desarrolló nuestra ascensión, siempre a expensas de la climatología. Llevamos un planning inicial, pero la actividad del día siguiente lo pautaban nuestras fuerzas y la previsión que hubiesen pronosticado:

  • Día 1: Llegada al campo base.
  • Día 2: Subida hacia el pico Petrovsky. Llegamos hasta una altura de 4200 metros. La ascensión hasta la cima (4730 metros) suponía llevar crampones y piolet.
  • Día 3: Trecking al campo 1.
  • Día 4: Descanso, recuperando fuerzas.
  • Día 5: Ascensión al pico Yujina (5200 metros).
  • Día 6: Acercamiento al glaciar y practicas de cramponaje, autodetención y polipastos.
  • Día 7: Porteo del material al campo 2.
  • Día 8: Porteo del material al campo 3.
  • Día 9: Descenso al campo 1.
  • Día 10: Descanso, recuperando fuerzas.
  • Día 11: Ascensión a un pico desconocido (4600 metros).
  • Día 12: Ascensión al campo 2, camino hacia la cumbre.
  • Día 13: Ascensión al campo 3, camino hacia la cumbre.
  • Día 14: Cima.
  • Día 15: Descenso al campo 1 (2 de la expedición descendimos hasta el campo base, por un accidente en montaña. Acto seguido nos trasladaron hasta Osh en minibús).
  • Día 16. Descenso al campo base.

EXPERIENCIA

Una extraña sensación alberga mis sentimientos cada vez que pienso en esta montaña. Mirando desde una cierta perspectiva, ponderaría la dificultad desde la simple objetividad y, siendo estrictamente imparcial, diría que no tuvo dificultades técnicas. Muchos la califican como el sietemil más fácil; otros, hoy por hoy, intentan desmentir la creencia popular.

Vayamos por partes.

El campo base ofrece comodidades excepcionales. Hierba, agua potable, yurtas, acceso a internet y cobertura (mala, eso sí). Teníamos hasta colchonetas para dormir. El valle invita a dar paseos agradables y es una ayuda para mantener la moral alta en la aclimatación. Incluso muchas expediciones optan por descender hasta el campo base una vez finalizada la aclimatación.

El campo base avanzado -o campo 1 en su defecto- no está exento de servicios. Además, tiene unas vistas magníficas sobre toda la vertiente norte del pico.

El campo 2 es malo. El calor y las grietas son los principales problemas. Las paredes que bordean el asentamiento crean un influjo de calor que multiplica la temperatura a cotas inaguantables. Si alguien osa entrar en su tienda para evitar la alta exposición a la radiación solar, se someterá a un duro efecto invernadero. Alejarse demasiado del límite de las tiendas, incrementará el riesgo de caerse en alguna oquedad bajo nuestros pies.

El campo 3 está todo lo bien que puede llegar a estar un campamento a semejante altura, a no ser por el viento que puede llegar a ser un verdadero rompecabezas en ciertos días. Para nosotros lo fue, primero, porque el día de cima no podíamos salir del abrigo de nuestras casitas de tela (hasta que, por suerte, amainó de pronto sobre las 3 de la mañana) y, segundo, porque la noche después de hollar la cima, reventó una de las tiendas, con todo lo que conllevó aquello para mis compañeros.

El día en que llegamos en minibús, nos alentaron negativamente, diciendo que ya había muerto 3 personas en lo que iban de expedición, y que sólo el mismo número de expediciones había conseguido alcanzar el punto más alto. Otro guía nos espetaba una y otra vez que las leyendas sobre la montaña más fácil eran absolutamente falsas y que iba a exponer su tesis en su próximo artículo de un blog bastante conocido. Aquello no minó nuestra moral de hierro.

El trayecto entre el campamento 1 y 2 es lo más comprometido. Está expuesto a la caída de seracs y las grietas se suelen tapar peligrosamente los días que nieva con ligereza. Hay que escoger bien los días de ascenso, ya que es preferible subir al segundo campo con el cielo cubierto, por ejemplo; y hay que salir bien temprano hacía el mismo campamento si es un día caluroso, por evitar la lógica apertura de grietas. Aunque estas recomendaciones no son cosa nueva. Quien haya tenido algo de experiencia en montaña, ya los dará por hecho.

Esa temporada no consiguieron hacer cima muchas expediciones. El ratio respecto a otros años tendría que haber sido bajo. Y a partir de la segunda semana de agosto, no hubo prácticamente ningún día fácil. Tampoco lo tuvimos nosotros.

Hubo días anticiclónicos, pero la temperatura era muy baja. Además, el viento hacía decrecer la sensación térmica hasta unos valores que se colocaban alrededor de los 33 bajo cero. Así fue para nosotros, donde tuvimos que aprovechar las pocas ventanas de buen tiempo que vislumbramos para alcanzar la cima en un día gélidamente azul, donde el agua se convirtió en hielo, la comida en piedra y la crema de sol en un opiáceo objeto de veneración.

Mil veces me he preguntado si el resultado de aquella expedición fue exitoso. La cumbre la pisamos cuatro de los cinco compañeros. Un 80% de efectividad a términos puramente superficiales. Pero unas congelaciones se interpusieron entre el éxtasis y la fatalidad. Al final, dos de nosotros tuvimos que abandonar cualquier atisbo de celebración y bajar, exhaustos, a buscar las asistencias médicas. Y es que uno de nosotros ha sido marcado para siempre con la cicatriz de esta montaña considerada, simplemente, como el sietemil más fácil.

ÚLTIMAS RECOMENDACIONES

Para terminar la exposición de nuestra experiencia, contribuyo con unas recomendaciones que pueden, quizás, llegar a ser de utilidad:

  • Llevar pasatiempos al campamento base.
  • Llevar mecheros de sobra, un par cada uno.
  • Pilas de recambio, para nuestros frontales de luz.
  • Las bolsas de plástico nos ayudan a amarrar las tiendas en altura. Sujetadlas bien, si no queréis que vuelen.
  • Un buen método para evitar el efecto invernadero en el segundo campamento, es echar los sacos, abiertos, por encima de nuestras tiendas.
  • Madrugad para subir al segundo campamento. Y el día de cumbre, nos despertamos a las 3 de la mañana. Pero procurad que algún guía os lleve la delantera, aunque el camino sea evidente.
  • Si os veis bien técnicamente, evitad subir yumareando la cuerda fija que encontraréis el día de cima. Lo podéis subir, evitando las aglomeraciones, por un lado, sin molestar a nadie, con un piolet en una mano. Nosotros, de hecho, no llevamos yumar a la expedición.
  • Calcular bien el límite de hora para el ascenso, ya que según nuestras fuerzas, podemos llegar a tardar unas 5 horas en el descenso al campamento 3.
  • La confianza suele ser la principal causa de fatalidades en montaña. No sé si es el sietemil más fácil, pero no deja de ser una montaña exigente.

Ficha técnica

  • Ruta: Lenin Ruta normal
  • Fecha de ascenso:2017-08-01
  • Longitud:14.000 m.
  • Desnivel:3.500 m.
  • Ubicación:Pamir
  • Categorías : Arista, Crampones, Subida a pie
  • Dificultad:PD+
  • Graduación del corredor:40º
  • Termina en el punto de salida:
  • Tiempo acceso:En conche 5h al campo base
  • Acceso:Ascenso con tres campamentos de altura. Del primero al segundo, grietas y expuesto a seracs. La última arista, de 7 kilómetros, tiene un paso de 20 metros con cuerda fija.
  • Tiempo ascenso:1 campo: 4h / 2 campo: 5h / 3 campo: 5h / Cima: 8h
  • Tiempo descenso:Otras 4h al campo 3
  • Época: Verano
  • VER FICHA COMPLETA
Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.