Corredor Arlaud-Pico Maldito AD Sup (350 m) / IV (55º)

Escrito por Capra Alpina.
495
visitas

Se trata de uno de los picos más elevados de los pirineos, que forma parte del Macizo de la Maladeta y está situado en el Parque Natural Posets-Maladeta. Punto de encuentro de la Cresta de Cregüeña, Cresta de en Medio y Cresta del Collado Maldito. Cualquier vía de ascenso que utilicemos tienen una dificultad parecida, PD+/AD- y la más fácil técnicamente es la que recorre la Cresta de en Medio por la arista ESE, a pesar de su complejidad (PD+).

 

Subimos hasta el Puente de Coronas con la idea de pernoctar en la Cabaña de Pescadores o refugio de Coronas (1.950 m), pero una vez en él nos encontramos con muchísima gente. Esto nos hace cambiar de planes y decidimos coger todos los bártulos y subir hasta el Ibón del Medio de Coronas. Después de 2:00h bajo un sol abrasador, conseguimos llegar y plantar nuestra pequeña tienda de campaña, junto al Lago del Medio de Coronas y bajo la atenta mirada del siempre majestuoso Aneto.

Una vez el sol se oculta tras el Pico Aragüells la temperatura baja considerablemente. Estamos cansados, tenemos frío y decidimos meternos dentro de la tienda, donde comemos algo para cenar y nos disponemos a dormir, no sin antes echarle un último vistazo al siempre imponente Aneto. Mañana nos espera un día duro y largo y necesitaremos madrugar.

A las 5:00h y cuando uno más a gusto está, suena el despertador, como siempre pasa, y tras un momento de titubeo nos levantamos y tras vestirnos, comemos unas galletas de chocolate y mochilas al hombre, comenzamos la ascensión. Aún y a pesar de no haber luna llena, hay mucha visibilidad y pronto apagamos la luz de los frontales. Vamos ascendiendo dirección NO hacia el Collado de Cregüeña, por pendientes nevadas y heladas.

Una vez alcanzamos el Collado de Cregüeña (2.905 m), entre el Pico Aragüells (E) y Pico Punta Cregüeña (O), el amanecer nos sorprende y nos permite ver el espectacular Lago de Cregüeña totalmente helado, uno de los más grandes y altos de los pirineos (2.657 m). 

Una vez trasponemos el collado hacia la vertiente de Cregüeña, aparece en todo su esplendor el Corredor Arlaud del Pico Maldito, con su característica línea blanca, pero para llegar hasta el, todavía nos separa una travesía larga y delicada bajo la Cresta de Cregüeña.

Vamos dejando atrás las diferentes agujas de la cresta, entre las que destacan la Aguja Juncadella (3.005 m) y la Aguja Aurillón (3.035 m), mientras tratamos de no tener ningún desliz que nos haga terminar en el helado lado.

Según nos vamos acercando a la base de la pared, la línea blanca de nieve del corredor desaparece y cambia la bonita forma que presenta de lejos. En su parte inicial, el corredor presenta una escalada en roca con dos largos de IV y un tercero de II, que posteriormente se transforma en un corredor de nieve de 45º/50º, con dos travesías expuestas y un corredor final de roca con algún paso de III que nos llevará directamente a la cima.

Largo 1: 30 m – IV

Los primeros pasos no ofrecen mucha dificultad II+/III. Se sube por una chimenea bien definida con buenas presas y donde encontramos algo de vegetación. 

15 metros más arriba nos introducimos en un diedro muy encajonado y vertical IV, bastante exigente y de no muchas presas, que una vez superado nos conduce sin ninguna dificultad a la R1, varios cordinos.

Largo 2: 50 m – IV

Hacemos una pequeña travesía un poco expuesta (III) hacia la izquierda para evitar una placa lisa por la que corre el agua que desagua el corredor y donde terminamos mojándonos.

Le sigue un tramo de buenas presas (II+) que sin ninguna dificultad nos lleva hasta la base de una chimenea. 

En su parte final la pared se vuelve mucho más vertical y es donde reside la mayor dificultad de este largo IV.  En una pequeña fisura de la pared encontramos un fisurero que alguien se vio obligado a dejar, no me extraña, ni se mueve el condenado, y donde aprovechamos para asegurar el paso.

Un último paso que nos obliga a tirar de brazos nos eleva hasta una placa tumbada, donde ya mucho más relajados, instalamos la R2 pasando un cordino alrededor de un saliente de roca. 

El tercer largo es una fácil caminata II por una zona de mucha piedra suelta y que nos lleva hasta la misma entrada del corredor, donde la línea blanca de nieve se eleva en diagonal de forma caprichosa, serpenteando entre los murallones del pico.

Nos volvemos a poner los crampones, dejamos unos diez metros de cuerda para subir en ensamble y piolet en mano comenzamos a elevarnos por el corredor. La nieve está dura y en perfectas condiciones y tanto los crampones como el piolet traccionan perfectamente.

A pesar de ello, los 45º/50º de inclinación de la pendiente son muy exigentes y en más de una ocasión, nos vemos obligados a parar y recuperar el aliento. Poco a poco llegamos a un primer hombro donde el corredor se abre, antesala de la primera travesía aérea y expuesta. 

El flanqueo de esta primera travesía no nos da la sensación de que sea muy expuesta, pero aún y todo, tratamos de extremar las precauciones hasta que llegamos a un segundo hombro.

El flanqueo de esta segunda travesía ciertamente es mucho más expuesto y de mucho mayor ambiente. La caída hacia el Glaciar de Cregüeña impresiona y por ello, a diferencia de la travesía anterior, tratamos de asegurar nuestros pasos con un par de friends. La tensión es evidente y esta no decrece hasta que conseguimos llegar al otro extremo.

Una vez en él y ya mucho más relajados, volvemos la mirada sobre nuestros pasos y nos encontramos con la espectacular imagen del Ibón helado de Cregüeña y con los Picos de Eriste, Posets, El macizo de Vignemale y la cresta de Bachimala de fondo.

Continuamos por una pendiente totalmente inestable y donde la roca está súper rota. Cada vez que intentamos dar un paso, grandes trozos de roca no hacen más que moverse haciendo ciertamente agónica la subida. La diferencia de subir por aquí o hacerlo por nieve es notoria.

La parte final del corredor es una sucesión de grandes bloques que desembocan en la misma cresta  que viene desde el Collado Maldito, muy cerca de la cima. 

En los últimos metros superamos algún tramo de II e incluso de III, para por una canal que da a la vertiente norte conseguir alzarnos hasta la parte más elevada del Pico Maldito 3.354 m.

Después de tres intensas horas de escalada y una vez en la cima, relajados y satisfechos, disfrutamos en soledad de las espectaculares vistas. Mientras tanto y como si no hubiera ninguna otra montaña alrededor, una multitud camina alineada por el glaciar con el único objetivo de alcanzar el Pico Aneto, punto culminante de la cadena pirenaica. Frente a nosotros se alza desafiante El Pico de la Maladeta.

La Cresta de en Medio con la Punta Astorg y Pico de en Medio y al fondo el Pico Aneto

La Cresta de Cregüeña y sus agujas Juncadella y Haurillón y la Punta Cregüeña.

Y el impresionante Ibón de Cregüeña con el macizo del Posets de fondo.

 

 

 

 

 

Ficha técnica

  • Ruta: Pico Maldito Corredor Arlaud al Pico Maldito
  • Ubicación:Pirineos
  • Categorías : Corredor, Crampones, Escalada clásica, Mixto
  • Dificultad:AD+
  • Graduación de la escalada en roca:IV
  • Graduación del corredor:55º
  • Ruta circular:
  • Termina en el punto de salida:
  • Tiempo acceso:6:00 h
  • Acceso:Desde el puente de Coronas
  • Tiempo ascenso:3:00 h escalada
  • Características:Tres primeros largos en roca con pasos de IV y un corredor de 55º
  • Material:Cuerda de 60 m, varios friend, alguna cinta, crampones y piolet
  • Condiciones:Las condiciones excepcionales
  • Época: Primavera
  • VER FICHA COMPLETA
Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.