Ishinca (Cordillera Blanca) - 5.532 m

Escrito por Capra Alpina.
997
visitas

La Cordillera Blanca es una cadena montañosa ubicada en el departamento de Áncash, al norte de Perú, se extiende unos 180 km paralela a la costa del Pacífico y está situada dentro del Parque Nacional Huascarán. Está formada por 14 macizos, que contienen un total de 663 glaciares, 16 picos de más de 6.000 m, 17 de más de 5.000 m, más de 269 lagunas y 41 ríos, siendo el pico Huascarán con sus 6.768 m el más elevado y el que le da nombre al Parque Nacional. El nevado Ishinca que se encuentra en el macizo Chinchey (Cordillera Blanca), es uno de los nevados más visitados por tratarse de una montaña de aclimatación. A pesar de sus 5.534 m se ve empequeñecido por estar rodeado de tres colosos como Tocllaraju (6.034 m), Ranrapalca (6.162 m) y Palcaraju (6.274 m).

 

Salimos de Huaraz (3.050 m), que en lengua Quechua significa “Amanecer”, capital del departamento de Áncash y punto de partida de innumerables expediciones, para dirigirnos hacia la localidad de Pashpa. Después de una hora de coche por una pista infernal, llegamos a Pashpa Cochapampa (3.400 m) donde hemos quedado con el arriero. Cargamos todo el material pesado (tiendas, crampones, piolets, comida, material de escalada, cuerdas,…) en tres burros para tratar de aliviar nuestra marcha hasta el Campo Base del Ishinca (4.350 m).

Tenemos por delante una larga caminata (12 km), según hemos leído de 5 a 6 horas, y dado que a las 18:00h oscurece debemos darnos un poco de prisa si no queremos tener que montar las tiendas a oscuras. A las dos horas de marcha llegamos al control del Parque Nacional Huascarán, donde no encontramos a los guardas por estar el edificio en obras. Para acceder al Parque Huascarán hay que registrarse y pagar, por un día 6 soles (2 €) y por 20 días 30 soles (10 €). 2:30h más tarde y ya anocheciendo llegamos al Campo Base y acampamos en los alrededores del refugio Ishinca (4.350 m).

El refugio Ishinca abre sus puertas de junio a septiembre, tiene una capacidad para 60 personas y ofrece servicios de bar, restaurante, calefacción, agua caliente y radio, pero lo mejor que tiene es la encantadora pareja de Italianos que lo gestionan.

A la una de la madrugada suena el despertador, el frío es intenso y nos da mucha pereza salir del saco. Apenas hemos dormido unas pocas horas y ya volvemos a estar en movimiento. Salimos dirección sur y una vez cruzamos el río, cerca de una zona de vivac con grandes bloques de granito, con algún parabolt y donde se practica el Boulder, seguimos un marcado camino que asciende por la derecha del valle.

Por grandes lazadas comenzamos a ganar altura en la oscuridad de la noche, mientras nos adentramos en la quebrada Yanarajupampa dirección a la laguna Ishinca. Dejamos atrás una pequeña laguna y una vez llegamos a la altura de un gran bloque de granito, continuamos por su izquierda remontando la morrena y de pronto, llegamos al refugio vivac Longoni, donde hay posibilidad de hacer noche (5.000 m). No entraba en nuestros planes llegar hasta este refugio y dudamos si habremos hecho bien en seguir por la izquierda del gran bloque.

Dejamos el sendero que se dirige hacia el glaciar y la arista NE (ruta normal) y descendemos hasta la altura de la laguna Ishinca (4.980 m), donde encontramos en los alrededores del desagüe varios emplazamientos de vivac. Después de algún titubeo, volvemos a recuperar el sendero y comenzamos a elevarnos por encima de la cubeta de la laguna. Una vez en la parte alta descendemos al otro lado hasta alcanzar la morrena del glaciar, bajo el impresionante Nevado Ranrapalca (5:30h), justo cuando empieza a amanecer. 

Después de algo más de 4:00 h de marcha, nos encontramos por encima de los 5.200 m y parece que nuestros cuerpos se están adaptando bien a la altura. Hemos llegado al borde del glaciar y es el momento de ponernos los crampones y encordarnos. Mientras avanzamos por el glaciar el hielo cruje bajo nuestros pies y hace que nos mantengamos muy alerta, a la vez que escuchamos el sobrecogedor estruendo de los continuos desprendimientos de rocas que caen de las impresionantes paredes del Ranrapalca.

En esta primera parte del glaciar avanzamos con alguna dificultad entre un sinfín de “penitentes”. Los penitentes son formaciones de nieve que se crean en zonas superiores a los 4.000 m, tienen forma de hoja fina y siempre buscan la dirección del sol. Suelen ser visibles según avanza la primavera y pueden variar desde unos pocos centímetros hasta llegar a medir los cinco metros de altura.

En la segunda parte y una vez hemos dejado atrás la zona de penitentes, ganamos altura por una suave loma que aunque no tiene una gran inclinación, la falta de oxígeno se empieza a notar. Los descansos son más frecuentes y el ritmo de ascenso disminuye de forma evidente.

Poco a poco nos hemos acercado hasta la base de un muro de unos 20 m y 60º de inclinación, que aunque no parece difícil, tenemos que prestar atención, dado que en su parte final existe una grieta que, si está muy abierta, puede ser difícil de saltar. Nos encontramos en la barrera de los 5.500 m y algunos ya empezamos a notar los síntomas del mal de altura, pero al solo faltar unos pocos metros, decidimos continuar.

Uno a uno vamos llegando a la Cumbre del Nevado Ishinca (5.535 m), estrecha cornisa llena de penitentes que apenas tiene espacio para podernos acomodar (6:15h). Las vistas que tenemos son increíbles Tocllaraju, Palcaraju, Urus, Huantsán,… y el vecino Ranrapalca que intimida por sus dimensiones gigantescas.

Durante unos minutos disfrutamos de este precioso nevado, que si bien es utilizado como una montaña de aclimatación, no se debería de subestimar. Tiene unaconsiderable altura, un largo recorrido y un glaciar lleno de grietas. A nosotros nos ha venido bien para mejorar la condición física y poder estar en disposición de atacar objetivos más ambiciosos como Tocllaraju, Chopiqualqui, Yanapaccha o el impresionante Alpamayo, "la montaña más bonita del mundo".

Ficha técnica

  • Ruta: Ishinca Arista suroeste
  • Longitud:25.000 m.
  • Desnivel:2.033 m.
  • Ubicación:Andes
  • Categorías : Crampones, Subida a pie
  • Dificultad:PD-
  • Graduación del corredor:60º
  • Número de largos:1
  • Termina en el punto de salida:
  • Tiempo acceso:4:30h al Campo Base+6:15 h cima
  • Acceso:Nevado perteneciente al macizo de Chinchey (Cordillera Blanca) y que se encuentra al final de la Quebrada Ishinca. Acceso desde el pueblo de Pashpa Cochapampa 3.400m, el refugio Ishinca 4.350 m y la arista suroeste.
  • Tiempo ascenso:15:30 h
  • Tiempo descenso:4:30 h
  • Características:Clásica montaña de aclimatación, pero no por ello exenta de dificultad y riesgo. Su altura, una larga aproximación y un recorrido glaciar con algunas grietas hacen que no debamos subestimarla.
  • Material:Crampones, piolet, cuerda, casco y alguna estaca
  • Época: Invierno
  • VER FICHA COMPLETA
Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.