Corredor Norte del Margalida

Escrito por Capra Alpina.
2387
visitas

Salimos de trabajar a las dos y nos fuimos pitando para Benasque. Preparamos la mochila y nos pusimos a caminar para las 19:30, cargados como mulas. Pasamos Aigualluts, remontamos el río que emana del sur, por debajo del glaciar del Aneto, proveniente del lago de Barrancs y comenzamos a pisar la nieve. Casi cuando cumplimos las dos horas de caminata, cerca del collado de Barrancs, montamos nuestro campo avanzado. Nos las prometíamos muy felices después de quitarnos casi la mitad de la aproximación, pero no sabíamos lo que nos esperaba aquella noche.

Me desperté calentito en mi saco, escuchando como llovía cada vez con más intensidad. Iluminé la pantalla de mi móvil y lo acerque a los ojos para contemplar la hora que era, esperando que no fuesen las 3:00, que era cuando iba a sonar el despertador. Al mismo tiempo que pulsé el botón de apagar la pantalla, una luz cegadora iluminó la tienda. Me asusté y pensé para mí mismo cómo mi móvil pudo emitir semejante luz.

- Están cayendo rayos - me comentó mi amigo.

- ¿Eso ha sido un rayo? Pensaba que había sido mi móvil...

- Hace tiempo que están cayendo, pero parece que están lejos.

De pronto se volvió a iluminar la tienda durante medio segundo. Aquello impresionaba mucho. Parecía que se había producido cerca nuestro. Agudizamos los sentidos con la intención de escuchar el trueno y lo hizo a los 4 o 6 segundos. La luz viaja a una velocidad de 300.000 km/s, en cambio, el sonido a 0º en el aire a 331 m/s. Si hacemos un calculo con estas variables, podemos calcular que la tormenta estaba a 2 kilómetros de distancia, más o menos. Pero uno de ellos sonó más cerca...

- He dejado el piolet fuera con la punta hacia arriba - me confiesa mi amigo.

En ese momento ya no podía pegar ojo. Tenía el cuerpo agarrotado, como en posición defensiva, esperando el siguiente golpe del rayo. Hubo otros cuantos resplandores y tras una hora aquello amainó. El cielo ya no se iluminaba, pero seguía lloviznando levemente. Poco a poco me fui tranquilizando hasta que me quedé dormido.

Al día siguiente nos levantamos a las 3:00 y para las 3:45 empezamos a caminar. Subimos al collado de Barrancs, a continuación descendimos 100 metros y subimos la última pala de 600 metros de desnivel, hasta situarnos más o menos a 3.000 metros. Ya eran las 6:30 y el día había empezado a aclarar, aunque aún había nubes pegadas a los picos más altos.

El corredor norte del Margalida se veía precioso, pero dudábamos con el calor que hacía en qué condiciones se encontraría. Decidimos darle un intento. Nos equipamos y comencé a escalar a las 7:00 en punto:

L1 (45m.): Superar una rimaya, ascender una pala de 55º y escalar una pequeña cascada de 75º. La reunión queda a la izquierda. Yo seguí un poco más hasta un puente de roca, que lo reforcé con un tornillo. En la ascensión, al asegurar el resalte, ya le había avisado a mi amigo que las condiciones del hielo, en aquella parte, eran bastante malas.

L2 (20m.): En la reunión ya estábamos encajonados entre roca e hielo. Mi compañero de cordada avanzó por el estrechamiento superando unos resaltes que se ponían bastante tiesos. Antes del primer resalte se encontró un clavo que ayudaba en ganar confianza para superarlo. Casi rezaba por que los piolets le traccionasen bien sin que el hielo se resquebrajase. Un largo precioso y cortito que la reunión lo encontró después de un par de resaltes en la pared de la izquierda.

L3 (55m.): Me encontré con el paso más estrecho de la vía, donde la mochila me molestó un poquito para superar el resalte de hielo que había que superarlo hacia la derecha. ¡Muy bonito! Me encontré un clavo antes del pasito y metí otro tornillo en el hielo que aquello sí que entró transmitiendo mucha confianza. Al resalte le daba continuidad una rampa de nieve al estilo hielo de pescadería, hundiéndome más allá de las rodillas con una inclinación de 60º. Casi terminando la cuerda, en la pared de la derecha me encuentro dos parabolts.

L4 (40m.): Paso clave de la vía. Tres resaltes mixtos (M4) que mi compañero los encontró con hielo para traccionar, pero difícil de proteger (sobre todo el último). Al inicio hay un clavo a la derecha. El hielo cubría la parte izquierda, por lo tanto lo superó por ese lado. El segundo resalte era el más sencillo. El tercero se volvía a poner tieso y era el más psicológico al tener que superarlo sin seguros flotantes y apretando un poquito. La reunión con dos parabolts a la salida.

L5 (30m.): Ya con lo más difícil superado, nos encontramos otro resalte de un metro. Tras avanzar por la canal rodeada de rocas, hacemos una travesía hacia la derecha, que se puede proteger bien mediante friends y fisureros. La reunión en la pared de la derecha.

L6 (32m.): Último largo de salida, que es el más sencillo. Remontar una rampa de nieve esquivando algunas rocas. Última reunión justo en la brecha.

El descenso lo realizamos en 5 rápeles. Los primeros dos se pueden hacer en uno, pero leímos por algún blog que había que chiclear la cuerda para llegar a la reunión. Los últimos dos sí que los unimos, quedándonos a pocos metros de la rimaya, que lo destrepamos sin problema.

Todas las previsiones había prometido que al mediodía comenzarían de vuelta las tormentas. En 3'30h realizamos la vía y lo habíamos rappelado en 1,10h. Eran las 11.45 y aquello no tenía pinta de que se pusiese a llover. De hecho, las nubes de la mañana se estaban disipando y estaba saliendo el sol. Aún y todo no quisimos perder tiempo y nos queríamos asegurar de guardar la tienda antes de cualquier imprevisto.

Pasadas las 15:30 llegamos al coche, con el corredor norte del Margalida en el bolsillo y completando un buenísimo horario que nos permitía llegar para cenar a casa, tras comernos un bocata en Benasque. ¡Felicidad completa!

Ficha técnica

  • Ruta: Margalida Corredor norte
  • Fecha de ascenso:2016-05-28
  • Longitud:230 m.
  • Desnivel:1.749 m.
  • Ubicación:Pirineos
  • Categorías : Cara norte, Corredor, Crampones
  • Dificultad:MD
  • Graduación de la escalada en roca:IV
  • Graduación del corredor:75º
  • Graduación de la escalada mixta:M4
  • Graduación de la escalada en hielo:WI3
  • Número de largos:6
  • Termina en el punto de salida:
  • Tiempo acceso:1. día: 2h - 2. día: 2,5h
  • Acceso:Desde Besurta, pasando por Forau d`Aigualluts.
  • Tiempo ascenso:3,5h
  • Tiempo descenso:1,15h rappel - 3,5h caminando
  • Características:Durísima aproximación que nosotros la dividimos en dos partes: El primer día acampamos a media hora del collado de Barrancs. La goulotte es muy estética y muy estrecha, tanto que la mochila puede llegar a molestar. El paso clave son tres resaltes de M4. Vía equipada con parabolts en todas sus reuniones.
  • Material:2 cuerdas de 60m, 4 tornillos, juego de friends pequeños y medianos, fisureros, bagas, crampones, casco y 2 piolets.
  • Condiciones:La goulotte tiene que estar formada.
  • Época: Invierno, Primavera
  • VER FICHA COMPLETA
Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.