Picos de Eriste - 3.053 m

Escrito por Capra Alpina.
1811
visitas

Los Eristes lo conforman tres picos con altitud superior a los 3000 metros. A priori una ascensión sencilla, pero el punto de partida que escogimos nos obligaba a realizar una ruta de bastante envergadura por una canal final bastante descompuesta. Cuando el manto de nieve no cubre las laderas más altas de los Pirineos, en algunos casos la progresión suele ser una ardua tarea, tal y como tuvimos que vivir aquel día de Agosto en la travesía de los tres picos y que los maldijimos una vez llegados de vuelta al refugio.

Salimos del refugio de Biados siguiendo las marcas de la GR11 que van dirección al puerto de Chistau. Una vez dejamos atrás las granjas de Biados, abandonamos la GR11 y por la derecha continuamos por la GR11-2 (ruta de los tres refugios). Al cruzar el puente sobre el río Zinqueta, la senda se eleva entre pastos y pinos por la margen derecha del Barranco de la Ribereta. Perdemos un poco de altura al llegar a la cuenca de una torrentera.

Unos zigzags nos ayudan a superar un nuevo promontorio, que nos eleva por encima de los últimos pinos y realiza una travesía horizontal por unos pastos de altura, hasta que llegamos a la bifurcación del collado Forqueta de Eriste y el ibón de Millars.

Dejamos a la izquierda el camino del collado Forqueta de Eriste y continuamos por la derecha  hacia el ibón de Millars. Al cabo de 15´llegamos al espectacular ibón de Millars (2.360 m), ubicado en la cuenca del Gran Eriste y Eriste N o Beraldi.

Cruzamos el ibón por su desagüe y nos elevamos oeste para rodear el contrafuerte que cierra la cubeta, para llegar al ibón de Leners (2.515 m).

Lo bordeamos por su margen izquierda y seguimos los pocos hitos que vamos encontrando. Ha desaparecido cualquier rastro de senda y tenemos que avanzar por grandes bloques en un constante sube y baja. Al cabo de un buen rato llegamos hasta la cuenca del ibón de Chelau.

 

Sin llegar hasta el giramos hacia la izquierda y transponemos un contrafuerte que baja del Pico d´el Sen (2.949 m). Salimos a una impresionante pedrera que estamos obligados a cruzar. Avanzamos horizontalmente con la idea de llegar hasta la cresta rocosa que separa los dos lagos. 

Según vamos avanzando volvemos a encontrar los hitos que tanto hemos  echado de menos y hasta aparece una senda, un tanto difusa al principio y que sube directamente hasta el muro que cierra el circo. Parece que hemos alcanzado la ruta que sube directamente del ibón de Leners a la cresta norte.

 

Según ascendemos, nos damos cuenta que el muro que parecía inexpugnable tiene un punto débil. Evitamos por la derecha un nevero helado que cubre la base del muro y por encima de él, hacemos una travesía hacia la izquierda, elevándonos por terreno abrupto (II).

Ahora que ya hemos superado esta parte tan expuesta, nos sentimos mucho más aliviados. Parece que nuestras penurias han terminado y sólo nos queda remontar un corredor y coronar la cima del Gran Eriste. Pero todavía nos espera una desagradable sorpresa.

El corredor, largo y muy vertical, esta impracticable. No hay forma de avanzar sin provocar una avalancha de piedras. Decidimos separarnos y mantener una distancia de seguridad y mientras uno avanza el otro espera resguardado. 

Después de haber quemado muchísimas energías conseguimos llegar a lo alto del corredor. Una trepada final (II) nos conduce al Gran Pico de Eriste (3.053 m) (PD-).

Atalaya perfecta para contemplar los mayores macizos montañosos del pirineo: Aneto, Maladeta, Posets, Perdiguero, Bachimala, Culfreda, Monte Perdido, Vignemale...

Descendemos hasta una horcada, el Paso de la Gralla (2.999 m) y una vez en la vertiente de Bagüeñola, cruzamos la pedrera intentando perder la menor altura posible, hasta la base del Eriste Sur. 

Remontamos un pequeño contrafuerte y nos dirigimos a la evidente chimenea que nos da acceso a la arista cimera. 

La afilada artista nos conduce sin ninguna dificultad al punto más elevado del Pico Eriste Sur (3.041 m) (F+). Al fondo derecha vemos la cima del  Gran Pico de Eriste.

Volvemos sobre nuestros pasos y una vez en la pedrera, larga y tediosa, la cruzamos para evitar los contrafuertes del Eriste Norte, bordeándolos por el Este.

Una vez superados, nos elevamos por una loma descompuesta que más tarde se transforma en corredores escalonados que desembocan en la arista este.   

Una fácil trepada nos lleva sin ninguna dificultad hasta la cima del Eriste Norte o Pico Beraldi (3.025 m) (F+).

La perspectiva que tenemos sobre estas tres cimas de más de tres mil metros, rodeadas por numerosos ibones, es simplemente espectacular. No es una zona muy frecuentada, competir con el Posets, Aneto, Maladeta, Perdiguero... no resulta nada fácil. Si eres de los que no te gusta la masificación, aquí puedes encontrar un pequeño paraíso.

Ficha técnica

  • Ruta: Gran Eriste Travesía picos de Eriste
  • Desnivel:1.693 m.
  • Ubicación:Pirineos
  • Categorías : Arista, Subida a pie, Travesía
  • Dificultad:PD-
  • Graduación de la escalada en roca:II
  • Ruta circular:
  • Termina en el punto de salida:
  • Acceso:Desde el refugio de Biados y los lagos de Millars y Leners
  • Tiempo ascenso:7:25 h pico central, 10:35 h total
  • Tiempo descenso:3:10 h
  • Características:La mayor parte del recorrido se hace por canchales y pedreras
  • Material:Aunque nosotros no la hayamos utilizado, una cuerda de 30 m podría ser útil.
  • Época: Verano
  • VER FICHA COMPLETA
Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.