Peña Roya 2.578 m. y Peña Blanca 2.555 m.

Escrito por Capra Alpina.
2154
visitas

Peña Roya (2.578 m) y Peña Blanca (2.555 m) son las dos últimas cumbres importantes hacia el oeste de la sierra Tendeñera. Tiempo atrás ambas cumbres se identificaban como una y se conocían como Peña Blanca, debido al color blanco de la roca caliza que destaca en la vertiente sur. Una constante de toda la sierra de Tendeñera son los grandes desniveles a superar, prueba de ello las impresionantes vistas que se nos ofrecen desde la carretera que une las localidades de Biescas y Sallent de Gállego. Las instalaciones de la estación de esquí de Panticosa, que se encuentra a sus pies, nos pueden ayudar a superar parte del desnivel, utilizando el telesilla de Petroso para en pocos minutos llegar hasta la cafetería  (1.535 m). 

Salimos del aparcamiento de la estación de esquí de Panticosa (1.140 m), dejando a nuestra izquierda el telesilla de Petroso y una vez cruzado el río Bolatica, comenzamos nuestra ascensión por la pista forestal (en invierno pista de esquiar), que más adelante abandonaremos para continuar por senda (cuidado con las bicicletas de montaña que comparten pista con nosotros). Ganamos rápidamente altura, lo que nos exige un gran esfuerzo. Menos mal que la parte de subida más vertical la realizamos por bosque y protegidos de los implacables rayos de sol. 

Encontramos la zona de la cafetería de Petroso muy concurrida, hasta nos cruzamos con un autobús que seguro no pasaría la ITV por la cantidad de gases que lanza del tubo de escape, y que sube y baja gente del Ibón de los Asnos. Lamentable que en este entorno natural existan este tipo de cosas. Intentamos alejarnos lo antes posible de esta situación tan surrealista, elevándonos hasta el Ibón de Los Asnos (2.065 m), cuyas orillas están totalmente abarrotadas de gente, no podíamos esperar otra cosa. 

El lugar es precioso pero la tranquilidad que en él se podría suponer hace unos años, actualmente está rota por el estremecedor ruido de la gente. Desde esta atalaya podemos ver el ibón de Sabocos, justo por debajo de nosotros y otro de los lugares con encanto, pero igual de masificado y ruidoso que este.

Continuamos ascendiendo, siempre con el ibón a nuestra derecha, dejando a la izquierda el último arrastre de la estación y continuamos por pista herbosa, hasta que la abandonamos por la derecha, por una senda muy poco definida, justo en la vertical del espolón NW de la Peña Sabocos. 

Los numerosos hitos existentes nos elevan hasta un vallecito, donde dejamos a nuestra izquierda la ruta que se dirige al Pico Sabocos (2.757 m) y continuamos hacia la derecha ya por senda muy definida y marcada con pintura roja y blanca y que ya no nos abandonará hasta la cima. 

Las paredes acanaladas y rojizas de Peña Roya, destacan sobremanera por encima de la pedrera de color blanco que yace a sus pies. Vemos un pequeño estrechamiento a la izquierda de la cima, que intuimos deberá de ser el Portillo Chetro y al cual nos dirigimos.

La subida de la pedrera se hace bastante incómoda, como lo son todas generalmente, pero poco a poco y con paciencia vamos superando. Hemos llegado a la base de la cresta y donde más vertical se pone la senda.  En pocos minutos cruzamos el Portillo Chetro (2.525 m). 

Dejamos a la izquierda la cresta que se dirige a la cima de Sabocos, para por la derecha (W), por una rampa pedregosa y sin ninguna dificultad, alcanzar la cima de Peña Roya (2.578 m). Un antiguo artilugio abandonado, que además de no hacer nada afea sobremanera, corona su cima.

Para poder alcanzar la cima de Peña Blanca, descendemos sin ninguna dificultad, al collado que los separa. Una ancha ladera que asciende suavemente nos eleva, en apenas unos minutos, hasta la cima de Peña Blanca (2.555 m). 

Las vistas que tenemos son realmente impresionantes, Telera, Midi d´Osau, Argualas, Palas, Frondiellas, Balaitus, Vignemal, mientras que para el sur la niebla nos impide ver absolutamente nada. Las cercanas y bicolores cimas de Peña Roya y Sabocos marcan el límite entre la niebla y el sol.

Regresamos hasta la cima de Peña Roya, desde donde descendemos al Portillo Chetro para continuar bajando por la pedrera. Una vez llegamos al pequeño valle, cerca del cruce con la ruta de Sabocos, nos encontramos con un rebaño de cabras que lejos de asustarse, se enfrentan a nosotros de forma descarada. Sin duda, la anécdota de la jornada.

 

Ficha técnica

  • Ruta: Peña Roya Desde el pueblo de Panticosa
  • Desnivel:1.438 m.
  • Ubicación:Pirineos
  • Categoría : Subida a pie
  • Dificultad:F
  • Termina en el punto de salida:
  • Tiempo acceso:3:45 h
  • Acceso:Desde el aparcamiento de la estación de esquí del pueblo de Panticosa
  • Tiempo ascenso:6:30 h
  • Tiempo descenso:2:45 h
  • Características:Recorrido largo y de mucho desnivel. El telesilla de Petroso, en marcha durante el verano, nos puede ayudar a superar unos cientos de metros en muy pocos minutos.
  • Época: Verano, Invierno, Otoño, Primavera
  • VER FICHA COMPLETA
Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.