Pilar Sur del Aspe - Vía de los Navarros

Escrito por Capra Alpina.
2342
visitas

300 m de escalada clásica por fisuras, diedros y chimeneas, con un equipamiento inexistente (algún clavo esporádico) y muy poco concurrida. Fue abierta el año 1.977 por tres escaladores navarros (Aldaya, Garayoa y Jericó) y de ahí su nombre. A su izquierda y compartiendo algún largo, se encuentra la Vía Aitor, con su espectacular diedro central y algo más a la derecha, la arista de los Murciélagos.

La escalada, así como la pared, presentan dos partes muy diferenciadas. Los dos primeros largos se realizan por lajas de caliza compacta y adherente, de un color muy claro, mientras los cuatro restantes se hacen por chimeneas, diedros y bloques expuestos, por roca de color marrón.

Dejamos el coche junto a la verja que cierra la carretera que sube desde Ainsa (1.480 m), de donde iniciamos la aproximación. Una cuesta hormigonada y de mucha pendiente nos introduce en los espectaculares prados de Riguelo.

Seguimos el mismo sendero de la vía normal del Aspe, que abandonamos en breve por la derecha, dirección a la Garganta de Aisa (mismo itinerario que para la arista de los Murciélagos). 

Perdemos la traza de senda una vez llegamos a los grandes bloques. Continuamos ascendiendo hasta que nos situamos bajo la última pedrera, y menuda pedrera, que nos lleva hasta la base de la pared.

Primer largo (V): El comienzo no es muy evidente, pero arrancamos aproximadamente a  unos 50 m a la izquierda de una canal, justo en la vertical de un diedro de color amarillento. Ascendemos por unas lajas lisas de escasas presas (V) pero muy adherentes, que nos llevan hasta una terraza herbosa al pie de una canal (IV).

Segundo largo (IV+): Titubeamos al inicio, ¿Mejor por la izquierda o por la derecha? Nos decidimos por ir por la izquierda de la canal por unas placas lisas (IV+), en perpendicular al diedro amarillento. La roca nos transmite confianza y las superamos con facilidad. Continuamos por la canal hasta que llegamos al cambio de roca (color marrón), donde tenemos que girar a la izquierda y realizar una travesía horizontal (III), que está protegida por un viejo clavo. En este punto existe el único escape posible de la vía, a partir de aquí, la retirada se intuye muy complicada.

Tercer largo (V): Antes de comenzar, recorremos la amplia terraza herbosa sin necesidad de encordarnos, hasta que llegamos a la altura de la pared. Ya estamos en la roca marrón. Continuamos por la evidente fisura (-IV), que la atraviesa en oblicuo hacia la derecha. Casi al final tenemos que sortear un gran bloque (V) asomándonos al vacio, que impone un poquito. La reunión a la que llegamos es un tanto precaria.

Cuarto largo (V): Empezamos por una elegante y divertida chimenea, por la que apenas cabemos (IV+). Estamos obligados a quitarnos la mochila y colgarla del arnés para poder ascender.

Una vez superada, la fisura continúa ascendiendo, sin permitirnos un solo momento de respiro ni relajo. Una nueva chimenea (V) es la antesala de la próxima reunión.

Quinto largo (V+): Estamos encajonados dentro de la chimenea y para poder salir de ella, irremediablemente tenemos que superar un bloque empotrado (V+), que no resulta nada fácil. Una segura presa que no se ve y que se encuentra en su parte superior, nos ayudará a hacerlo. Una vez lo hemos logrado llegamos a la reunión, donde encontramos dos clavos.

Sexto largo (VI): A pesar de que las reseñas que hemos leído indican que se debe de atacar por la izquierda (IV), nuestro amigo Aimar se enfrenta al diedro directamente y lo supera con relativa facilidad, a diferencia del resto que nos cuesta bastante más. Continúa por una laja muy vertical y que apenas tiene alguna presa, protegida por un clavo, que a nuestro entender puede tener una graduación de VI. En la parte final, cerca de la meseta cimera, tenemos que extremar las precauciones por la existencia de bloques y piedras sueltas.

Una vez terminada la vía, la satisfacción que se refleja en nuestras caras es evidente. Apenas nos separan 10 minutos de la cima del Aspe (2.643 m) y a ella nos dirigimos.

Preciosa escalada pero no exenta de dificultad y tensión. Es el momento de disfrutar. El descenso lo hacemos por la ruta normal, hasta el aparcamiento donde esta mañana hemos dejado el coche.

 

Ficha técnica

  • Ruta: Aspe Pilar Sur - Vía de los Navarros
  • Longitud:300 m.
  • Desnivel:1.163 m.
  • Ubicación:Pirineos
  • Categoría : Escalada clásica
  • Dificultad:MD
  • Graduación de la escalada en roca:6a
  • Termina en el punto de salida:
  • Tiempo acceso:9:05 h
  • Acceso:Desde la verja que cierra la carretera que sube desde Ainsa (1.480 m)
  • Tiempo ascenso:10:50 h
  • Tiempo descenso:1:45 h
  • Características:la parte inicial por lajas de caliza gris, resto por bloques, fisuras y diedros de caliza marrón.
  • Material:Arnes, casco, dos cuerdas de 60 m, cintas largas, friends, fisureros y expreses.
  • Época: Verano, Otoño, Primavera
  • VER FICHA COMPLETA
Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.