Anie desde la Piedra San Martin

Escrito por Capra Alpina.
3570
visitas

El pico d´Anie o Auñamendi, como se le conoce en el valle del Roncal, es la primera montaña pirenaica que partiendo desde la vertiente atlántica supera los 2.500 m. Su forma piramidal es muy reconocible y característica y sobresale sobre el impresionante carst de Larra. Se trata de una montaña sacralizada y morada de Mari, que según contaban los vecinos de Lescun, es donde fraguaba terribles tempestades. 

Todo se encuentra cubierto con un impresionante manto de nieve, gracias a las nevadas de los últimos días. La nieve nos acompaña en toda la subida del puerto de la Piedra San Martín (1.760 m), lugar de partida de nuestra excursión. Una vez aparcamos nos colocamos los crampones y bien abrigados, dado que el termómetro marca bajo cero, comenzamos la subida en dirección a la pirámide de la cima del Arlas (2.044 m). 

Una vez superamos la loma de Mombiela (1.919 m), descendemos unos metros hasta llegar al collado de Arlas (1.893 m), desde donde podemos ver como están ascendiendo varias personas desde el fondo del valle con esquís de travesía. Sin intentar subir a la cima de Arlas, ya veremos si a la vuelta las fuerzas y las ganas nos permiten hacerlo, la rodeamos siguiendo un pequeño surco en la nieve de su ladera, por encima del valle de Arlas. 

Ciertamente nos impresiona dado que un imprevisto tropiezo podría llevarnos en un vertiginoso descenso hasta el fondo del mismo. Al cabo de unos minutos y ya mucho más tranquilos llegamos al collado de Pescamou (1.919 m). 

Dejamos a nuestra izquierda un refugio metálico y a la derecha la punta rocosa de Latrás (2.045 m) para continuar hasta el llamado desierto pétreo de Larra, la zona calcárea llamada Arrens de Anie. Dejamos a nuestra izquierda la vía normal de ascenso hacia el Anie, muy utilizada en la época estival, y continuamos de frente en ligero ascenso atravesando toda la zona cárstica que se encuentra cubierta con un impresionante manto de nieve. 

En verano este recorrido es muy sinuoso y peligroso, lleno de grietas y simas y con una señalización insuficiente, sobre todo si tenemos la mala suerte de que nos cubra la niebla. Nosotros vamos siguiendo las huellas de los que nos han precedido, lo que nos facilita sobremanera nuestra marcha. En la medida que vamos ganando altura las vistas van adquiriendo mucha mayor espectacularidad. Caminamos en paralelo bajo la cresta de Añelarra (2.358 m) hasta alcanzar la base del Anie, a la que llegaremos después de un pequeño descenso.

En este punto nos encontramos con muchos montañeros que bien están recuperando fuerzas para afrontar la última pendiente o bien están de regreso una vez hollada su cima. Continuamos las huellas y al comenzar la última pendiente observamos que estas se bifurcan. La de la izquierda sube directamente hacia la cumbre, mientras que la de la derecha va ganando altura dando un rodeo. Nosotros nos decidimos por la de la derecha, dejando la de la izquierda para el descenso y no somos los únicos. Algunos van con esquís, otros con crampones como nosotros y hasta nos hemos cruzado con uno que lleva su tabla de snowboard en la espalda. 

La pendiente va ganando inclinación y la última pala se pone muy vertical y nos exige un último esfuerzo. Hemos llegado a la cima del Anie (2.504 m) y hay tantas personas que apenas encontramos un poco de sitio para disfrutar de esta magnífica ascensión.

Parece que muchos nos hemos puesto de acuerdo para venir hasta aquí y no es de extrañar, el día y las vistas son espectaculares. Sacamos unas fotos y bajamos directamente hasta la base, donde aprovechamos para comer algo. Como nos encontramos con ganas y aún nos quedan fuerzas, de regreso ascendemos a la cima del Arlas (2.044 m) y así, completamos por este día esta magnífica salida.

Ficha técnica

  • Ruta: Anie Por la Piedra San Martin
  • Fecha de ascenso:8/12/2013
  • Ubicación:Pirineos
  • Categoría : Crampones
  • Dificultad:F+
  • Termina en el punto de salida:
  • Tiempo acceso:3:00 h
  • Acceso:Desde La piedra San Martín o collado de Ernaz (1.760 m). Muga 262 donde se realiza el tributo de las tres vacas, celebrado por primera vez el 13 de julio de 1.375.
  • Tiempo ascenso:5:40 h
  • Tiempo descenso:2:40 h
  • Características:Recorrido invernal por nieve y hielo.
  • Material:Crampones y piolet
  • Época: Invierno, Primavera
  • VER FICHA COMPLETA
Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.